Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


¿Cómo sobrevivir a un dólar débil?

Luis Alberto Muñoz [email protected] | Viernes 23 noviembre, 2007


¿Cómo sobrevivir a un dólar débil?

Luis Alberto Muñoz
[email protected]

Nos acostumbramos a vivir en un país de minidevaluaciones, donde cada día el dólar valía unos centavos más respecto al colón.
Sin embargo, las autoridades monetarias querían que “sufriéramos” al no poder predecir el tipo de cambio y para ello crearon este sistema de bandas, que dicho sea de paso muy pocos costarricenses comprenden.
Ahora no queda más que aprender a sobrevivir a un tipo de cambio fluctuante.
Para este juego de las bandas, el Banco Central define un límite superior e inferior como rango de referencia para las eventuales fluctuaciones.
Asimismo, tiene la potestad de efectuar modificaciones inesperadas, como la súbita decisión de “bajar el piso” a unos ¢498 por dólar, tomada a altas horas de la noche de este miércoles, la cual estremeció al país.
El resultado de ayer fue que los bancos más grandes decidieran bajar el precio de compra de dólares, en algunos casos a ¢495, desafiando hasta “el piso” fijado por las autoridades.
El asunto es que la mayor parte de lo que pase con el tipo de cambio será definido por el libre juego de mercado entre la oferta y la demanda.
Para nadie es un secreto que el dólar viene perdiendo valor en el mundo. Pero en el caso de Costa Rica sumado a este efecto, la entrada de dólares a la economía parece haber indigestado a este pequeñito mercado.
La llegada reciente (últimos años) de millones de dólares por concepto de inversiones en turismo y bienes raíces, la incorporación de nuevas compañías, compras de empresas locales, crecimiento en las exportaciones y capitales de especuladores han puesto a los bancos a reventar de moneda estadounidense.
En cierto modo, podríamos llamar a este efecto, el precio del éxito.
No obstante, muchas de estas inversiones fueron atraídas por un colón débil.
Lo complicado del tema es que no se puede cantar victoria, ya que no hay garantía de que en un cierto plazo el colón vuelva a experimentar su devaluación crónica.
Todo dependerá del comportamiento de las entradas (anteriormente mencionadas) y salidas de dólares en la economía costarricense.
Mientras Costa Rica mantenga captando el interés de tanto inversionista es posible que el colón siga fuerte y mucha cuota de este asunto lo tiene el denominado boom inmobiliario.
Pero como bien se sabe, la capacidad productiva del país no es lo suficientemente robusta como para sostener una moneda local vigorizada.
Siendo Estados Unidos, la primera potencia mundial, es de suponer que en un plazo determinado su moneda empiece su recuperación y consecuentemente el colón tendrá que ceder.
Para sobrevivir a un dólar débil solo queda esperar a que se fortalezca.

NOTAS ANTERIORES


Renta global, novedades

Martes 18 diciembre, 2018

La modificación hecha por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, al articulo 1 de la...