Enviar
Autoridades de Salud analizarán situación del parque el fin de semana
Cierre de Manuel Antonio se pospone

Ernesto José Villalobos
[email protected]

La orden de cierre que iba a ser ejecutada hoy en el Parque Nacional Manuel Antonio, se pospondrá al menos hasta el fin de semana, cuando autoridades de Salud Pública visiten Quepos.
Para tomar una decisión final, será la propia jerarca de Salud, María Luisa Avila, quien inspeccione las instalaciones del Parque Nacional Manuel Antonio, y valore lo que allí acontece.
El pasado 12 de febrero una delegación de ese Ministerio y de la Municipalidad de Aguirre entregaron una orden sanitaria a los encargados del sitio, en la cual se especificaron cinco situaciones que atentan contra la salud pública, e impactan los ecosistemas.
“En octubre de 2008, se contabilizaron 46 mil coliformes por cada 100 mililitros (ml), del agua de una laguna localizada en una zona de alto tránsito de personas, y que en época lluviosa se conecta con la playa”, detalla el documento entregado a Belfort Cubillo, administrador del parque.
Para que no represente una amenaza a la salud de las personas, el límite de coliformes no debe exceder los 240 por cada 100 ml.
Las fallas encontradas durante la inspección apuntan al mal manejo o ausencia absoluta de manejo de las aguas negras y servidas (conteniendo residuos de lavado de ropa y utensilios domésticos, y otras sustancias), situación que obligaría al cierre del parque.
Por ejemplo, los servicios sanitarios del parque no pueden usarse, porque el tanque séptico que capta sus aguas ya está rebalsado; dichas aguas afectan una quebrada cercana, desde donde las aguas van a caer a una laguna que en invierno se conecta con la playa.
Sobre el particular, el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, solicitó a Salud que se otorgara una prórroga en la ejecución de las medidas anunciadas, a fin de cumplir con los cambios que permitan cumplir a cabalidad con las exigencias legales.
Ver comentarios