Enviar
Chávez busca más poder con leyes y devaluaciones

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano declaró el viernes la constitucionalidad del primer decreto-ley dictado por el presidente del país Hugo Chávez con los polémicos poderes especiales que le fueron concedidos para que legisle sin control parlamentario hasta mediados de 2012.
La Sala Constitucional del Supremo indicó que esa ley, que crea un fondo especial para reconstrucción de las zonas afectadas por las lluvias de finales de 2010, “es constitucional porque se adecúa a las características de las leyes orgánicas, en cuanto a su forma y contenido”.
Chávez decretó el pasado 26 de diciembre la Ley Orgánica del Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción, diez días después de que la amplia mayoría oficialista de la Asamblea Nacional (AN) de entonces le concedió una Ley Habilitante, que le permitirá gobernar por decreto durante 18 meses.
La Habilitante faculta al gobernante para decretar normas con rango de ley, pero establece que las disposiciones promulgadas por el presidente con carácter orgánico deben ser avaladas por el Tribunal Supremo.
Por otra parte Chávez devaluará el bolívar por segunda vez en tres meses conforme el Gobierno busca aumentar el gasto y sacar la economía de la recesión, según una encuesta de Bloomberg.
El mayor país productor de petróleo de Sudamérica devaluará su moneda debilitando la tasa de cambio usada en el sistema de negociación de bonos administrado por el banco central, o Sitme, por 18,5% a 6,50 bolívares por dólar de 5,30 en la actualidad, según el cálculo mediano de ocho analistas encuestados por Bloomberg. Cinco de los analistas dijeron que el ajuste, que ayuda a aumentar el ingreso gubernamental por exportaciones petroleras, ocurrirá para el 31 de marzo.
Se espera que Venezuela devalúe más según sus vecinos sudamericanos están luchando contra la apreciación de la moneda. El real de Brasil cayó el jueves a un mínimo de una semana después de que el banco central estableció requisitos de reservas en posiciones cortas de dólares mantenidas por prestamistas locales. En Chile, el Gobierno dijo que comprará $50 millones por día hasta el 9 de febrero para moderar el avance del peso y aumentar las reservas.
“Esto es absolutamente inevitable”, dijo Alejandro Grisanti, analista para Latinoamérica de Barclays Capital en Nueva York, quien predice que la tasa del Sitme será devaluada a 6,5 bolívares por dólar para el final de febrero. “Si un país tiene una tasa de inflación mucho mayor que la de sus socios comerciales no le queda otra [opción] que ir ajustando su moneda e incrementar los precios de los bienes [que importa]”.
Un bolívar más barato aumentará el ingreso del Gobierno de Venezuela a partir de exportaciones de petróleo, permitiendo que Chávez aumente el gasto antes de las elecciones presidenciales de 2012, dijo Grisanti. Al ajustar la tasa Sitme, que fue establecida para operar dentro de una banda de precios, Chávez puede tratar de aducir que no está devaluando, añadió.
Ver comentarios