Miércoles, 21 de noviembre de 2018


NACIONALES


Sindicatos han tenido el “músculo” para detener planes fiscales y otros proyectos

Carlos Alvarado enfrentaría una de las mayores protestas de últimos 20 años

Gobierno insiste en diálogo y necesidad de nuevos impuestos

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 10 septiembre, 2018

El mandatario Carlos Alvarado ha solicitado a los sindicatos deponer la huelga e iniciar un diálogo nacional, pero los trabajadores no conversarán hasta que se deseche el proyecto actual. Archivo/La República


La eventual aprobación de nuevos impuestos pondría a Carlos Alvarado, presidente de la República, ante uno de los mayores estallidos sociales en los últimos 20 años.

Eso es lo que han estado manifestando los sindicatos.

La huelga nacional indefinida que arranca hoy afectaría todos los servicios públicos, incluidos hospitales, clínicas, Ebais, así como los centros de educación pública, el ICE, INS, Recope y Japdeva, entre otras instituciones.

La última vez que Costa Rica se paralizó por un movimiento de protesta fue en 2013, con motivo de buscar la revocatoria de la concesión a la empresa OAS por la carretera a San Ramón.

Sin embargo, un verdadero antecedente sería hace dos décadas, cuando se llevó a cabo la huelga indefinida en contra del Combo ICE, que obligó al Congreso a desechar un plan de apertura eléctrica y de telecomunicaciones.

Lea más: Gran conflicto social espera a nuevo presidente

“Esperamos emular el estallido social de hace 20 años, cuando todos los sindicatos nos unimos en una huelga interinstitucional. Han pasado dos décadas de la última vez que estuvimos unidos de esta manera”, dijo Luis Chavarría, secretario de Undeca, que agrupa a los trabajadores de la Caja.

La huelga nacional indefinida tendría el potencial de volcar el país y frenar el plan fiscal que pide Alvarado.

Por ello, los sindicatos harán movimientos regionales en todo el país esta semana, por lo cual, en principio, la huelga podría lucir floja de primera entrada, no obstante, sus defensores dicen que paralizarán el país.

Tampoco se descartan bloqueos en varios puntos claves.

Para el miércoles, se realizará una marcha que arrancará en la Sabana y culminará en la Asamblea Legislativa, la cual se espera sea multitudinaria.

Por otra parte, la decisión del gobierno de instar a Uber a salir del país y la eliminación del desenganche salarial de los médicos en el proyecto fiscal la semana pasada, habría empoderado al gremio de los trabajadores, que ha percibido debilidad en Zapote y ahora no frenarán sus intenciones a menos que se deseche el plan fiscal.

Lea más: Nuevos impuestos unen a sindicatos y terminan con 20 años de rivalidades

“Llegó el momento de pararse fuerte. De defender los proyectos en los que se cree. Lo que pasó con Uber y con los médicos es un mal antecedente, pero ahora hay que demostrar ese liderazgo”, dijo Pedro Muñoz, diputado del PUSC.

Para detener las intenciones de los sindicatos, el gobierno podría solicitar la declaratoria de ilegalidad de la huelga y con ello, rebajar el día y hasta despedir a los funcionarios públicos que se ausenten de su trabajo, como ha pedido la Uccaep.

Sin embargo, está claro que eso sería una medida de choque directo que minimizan los trabajadores por el momento.


Grave afectación


El sector productivo lamentó la grave afectación que tendrá la huelga indefinida para el país, no solo en cuanto a los servicios que reciben los costarricenses, sino también en el clima de negocios en momentos de desaceleración económica.

Laura Bonilla

Presidenta
Cadexco

Entre las consecuencias que generaría esta medida de presión está el incumplimiento de contratos en el exterior por parte de las empresas exportadoras al presentarse el cierre de los puertos del Caribe, los cuales movilizan el 65% de nuestras exportaciones; asimismo, pueden presentarse incrementos en los costos logísticos, viáticos, desvíos en los fletes, cambios de programas e impedimento en el libre tránsito de productos y de la población trabajadora.

Enrique Egloff

Presidente Ai
Uccaep

Deploramos francamente este llamado a huelga, pues es incomprensible que los líderes sindicales tengan una postura de bloqueo injustificada, cuando todos los demás sectores hemos aportado respuestas en este proceso para balancear las finanzas del Estado
Los problemas de Costa Rica los debemos resolver todos, pero no en la calle, ni con protestas, como tampoco es protegiendo privilegios.

Yolanda Fernández

Presidenta
Cámara de Comercio

Lo único que lograrán los sindicatos es obstaculizar la movilización, el avance y el desarrollo productivo del país, en general y del sector comercial, en particular.
Los instamos a acudir a la vía del diálogo con las autoridades gubernamentales, a presentar propuestas concretas para reducir el desmedido crecimiento del Estado y el despilfarro en las pensiones de lujo y los pluses salariales del sector público.

Sary Valverde

Presidenta
Canatur

El país se encuentra en un momento crítico en el que todos los ciudadanos debemos comprometernos con su bienestar, lo cual significa que en cierto punto todos debemos ceder.
Creemos que este tipo de exigencias y presiones del grupo sindical no son la vía hacia las soluciones, sino hacia el detrimento de la sociedad y economía nacional.


Fin a combo fiscal


La única forma de detener la huelga indefinida es que el gobierno y la Asamblea desechen el proyecto fiscal y se abra una mesa de diálogo nacional.

Mélida Cedeño

Presidenta
APSE

Tenemos actividades regionales durante toda la semana y el miércoles tendremos una gran manifestación a nivel nacional.
El combo fiscal lo paramos, este combo fiscal lo vamos a parar de la misma manera.
Costa Rica no puede permitir que se golpee a los trabajadores de esta forma. No vamos a decir dónde habrá afectaciones por estrategia.

Luis Chavarría

Secretario
Undeca

No han querido escuchar nuestras propuestas y por el contrario, se han enfocado en impulsar un proyecto fiscal que no toca a los evasores, sino que por el contrario, se enfoca en los trabajadores.
Esperamos que los costarricenses se unan a nosotros en nuestro deseo de que este proyecto sea retirado de la Asamblea Legislativa, para abrir una verdadera mesa de diálogo nacional.

Edgardo Morales

Secretario
SEC

El bloque sindical solicitó nuevamente un diálogo en el que participen distintos actores pero, que esta vez se retire de una vez por todas el proyecto 20.580.
El Magisterio Nacional está listo y participará de manera regionalizada en este movimiento, tomando las calles y diciéndoles a los partidos políticos y al gobierno que no permitiremos más atropellos

Albino Vargas

Secretario
ANEP

El PLN, el PUSC y el PAC tienen un fanatismo enfermizo con ese proyecto fiscal. Lo peor de todo, es que los nuevos impuestos no le harán cosquillas al déficit y lo único que hará es golpear a los más pobres.
Nosotros tenemos una propuesta para que se graven las tarjetas de crédito, y se pongan impuestos a las zonas francas, pero no han querido estudiar esas iniciativas.


Propuesta sindical


El gremio de trabajadores tiene una propuesta alterna al proyecto fiscal, el cual se compone de diversas acciones.