Enviar
Bush renueva compromiso con Nueva Orleans

Presidente prometió seguir pendiente de la reconstrucción de la ciudad destruida hace un año por el Huracán Katrina

Washington
EFE

George W. Bush, presidente de Estados Unidos, prometió seguir pendiente y comprometido con la reconstrucción de Nueva Orleans y las demás localidades del Golfo de México que, un día como hoy de hace dos años, fueron devastadas por el huracán “Katrina”.
“Todavía le prestamos atención” y “todavía estamos comprometidos” con la recuperación de toda la zona arrasada por el ciclón, dijo el mandatario en un centro educativo, donde participó en un minuto de silencio en homenaje a las más de 1.800 víctimas del huracán.
Al mismo tiempo, pero en otro punto de la ciudad, el alcalde Ray Nagin protagonizaba otro homenaje en recuerdo del momento en el que se rompieron los diques de contención que protegían la ciudad, dejando vía libre al “Katrina”, el huracán más devastador de la historia de Estados Unidos.
Todos los congregados portaban pequeñas campañas que hicieron sonar al unísono durante más de un minuto.
“Hacemos sonar las campanas por una ciudad que se recupera, que lucha y hace milagros a diario”, dijo el alcalde, un afroamericano demócrata que dejó claro en el 2005 su impetuoso temperamento.
El hecho de que el jefe de la Casa Blanca y las autoridades locales hayan decidido ir cada uno por su lado en este aniversario pone de manifiesto que las heridas de la catástrofe aún no están curadas, no solo las materiales, sino también las surgidas entre las distintas administraciones por la forma de afrontarla.
Bush, muy cuestionado hace dos años por su tardanza en reaccionar, sigue siendo objetivo de críticas por lo que muchos definen como falta de interés en la zona y de trato injusto, a nivel de ayuda federal, al estado demócrata de Luisiana, frente al republicano de Misisipi.
Consciente de todas esas críticas, el presidente recordó hoy que su gobierno contribuyó a la recuperación de la región del Golfo de México con más de $114 mil millones, de los que unos $96 mil millones o un 84% del total ya han sido desembolsados o están a disposición de los gobiernos locales.
Son algunas de las cifras que Bush mencionó en voz alta, en uno de los numerosos actos previstos en su agenda de este miércoles para conmemorar una tragedia que no solo destrozó por completo Nueva Orleans y otras ciudades de Misisipi y Alabama, sino que también provocó un éxodo de más de un millón de personas.
A este balance demoledor hay que añadir la destrucción total o parcial de unas 200 mil viviendas y más de $100 mil millones en daños materiales.
Acompañado en todo momento por su esposa, Laura, Bush advirtió que la reconstrucción de Nueva Orleans no será total “hasta que haya confianza en los diques” de contención que el 29 de agosto de 2005 se rompieron, dejando que el agua anegase por completo la ciudad.
Por ello ha anunciado su intención de pedir al Congreso $5 mil millones de los 7.600 que se calculan como necesarios para reforzar el sistema de drenaje y los diques, de forma que puedan hacer frente a un huracán de la categoría e intensidad de “Katrina”.
Hoy por hoy, los diques de Nueva Orleans aún no están preparados para soportar un ciclón similar, algo que los expertos prevén conseguir para el año 2015.
Tampoco se ve la recuperación en las calles de la ciudad, salvo en las zonas más turísticas, ya que algunos barrios continúan prácticamente en ruinas, miles de viviendas siguen rodeadas de escombros, algunas escuelas permanecen cerradas y los hospitales no operan al cien por cien de su capacidad.
Pese a que el panorama es desolador, lo que está claro, según Bush, es que Nueva Orleans no es la misma que hace dos años, “está mejor hoy que ayer, y estará mejor mañana que hoy”.
Es el mensaje de optimismo que el presidente lanzará también esta tarde en Misisipi, en la ciudad de Bahía de San Luis, donde pondrá fin a su decimoquinta visita al Golfo de México desde el paso de Katrina y la segunda desde agosto del año pasado, cuando se cumplió el primer aniversario de la tragedia.
Ver comentarios