Automotrices pagarían los platos rotos por quiebra de Takata
Takata, con sede en Tokio, también anunció un acuerdo para venderse a Key Safety Systems Inc. Bloomberg/La República
Enviar

Las automotrices podrían terminar asumiendo la mayor parte de los costos de remplazar los estimados 100 millones de bolsas de aire defectuosas producidas por Takata Corp. después de que la compañía presentó la mayor bancarrota de la posguerra de un fabricante japonés.

Toyota Motor Corp., Honda Motor Co. y Nissan Motor Co. emitieron declaraciones separadas diciendo que podrían no ser rembolsadas por la mayoría de sus reclamaciones relacionadas con el retiro del mercado de las bolsas de aire de Takata, que más temprano solicitó protección por bancarrota en Estados Unidos y Japón.

Diecisiete fabricantes de vehículos, incluyendo BMW AG y Tesla Inc. fueron nombrados como acreedores no garantizados con reclamaciones desconocidas relacionadas con retiros e indemnizaciones, de acuerdo con la declaración de bancarrota del Capítulo 11 de Takata, que detalla más de $10 mil millones en pasivos.

Takata no puede revelar el total exacto de sus pasivos ya que la compañía no ha llegado a un acuerdo sobre cómo dividir los costos de retiro del mercado con las automotrices, dijo Nobuaki Kobayashi, miembro de la junta directiva, en una conferencia de prensa.

Takata, con sede en Tokio, también anunció un acuerdo para venderse a Key Safety Systems Inc. por 175 mil millones de yenes ($1.600 millones). El fabricante estadounidense de bolsas de aire propiedad de la china Ningbo Joyson Electronic Corp. mantendrá a todos los empleados de Takata en todo el mundo y la adquisición de los negocios y los procedimientos de quiebra se espera que sean completados en el primer trimestre de 2018.

"Es mucho, pero desde el punto de vista de la contabilidad, los fabricantes de automóviles japoneses ya reconocieron esos gastos relacionados con las bolsas de aire en años anteriores", dijo Tatsuo Yoshida, analista de automóviles de Sawakami Asset Management Inc. con sede en Tokio.

Los retiros cubrirán más de 120 millones de infladores en todo el mundo, dijo Scott Caudill, director de operaciones de la unidad estadounidense TK Holdings Inc. en un documento judicial.

Toyota podría quedarse sin cobrar los costos conocidos relacionados con el retiro de Takata, dijo en un comunicado. Nissan por su parte dijo que era poco probable que Takata la rembolsara por los costos de retiro del mercado en la mayoría de los casos, sin dar una cifra monetaria por su parte,Honda dijo que será difícil recuperar la mayoría de sus reclamos contra Takata con la declaración de bancarrota.


Ver comentarios