Enviar
Atentado conmociona a Bogotá
Autoría de coche bomba se desconoce

El atentado con coche bomba contra el edificio que alberga Caracol Radio y la Agencia Efe, en Bogotá, causó más de una treintena de heridos, ya dados de alta, y cuantiosos daños materiales, además de generar una gran conmoción entre los colombianos, cinco días después de la investidura del presidente Juan Manuel Santos.
Las autoridades investigan quién puede estar detrás de este atentado, perpetrado con un coche bomba cargado con 50 kilogramos de explosivo anfo, ya que por ahora ningún grupo armado se ha atribuido la acción terrorista.
La gran explosión rompió los cristales de varios edificios de la zona, donde hay muchas oficinas, viviendas y comercios, y abrió un gran agujero en una de las principales arterias de Bogotá, la Carrera Séptima, según constató Efe.
Fuentes policiales informaron que los terroristas usaron, para cometer el atentado, un auto Chevrolet Swift 1994 de color gris, que, al parecer, habría sido activado a través de un teléfono móvil.
El atentado se produce solo seis días después de la investidura de Santos como presidente de Colombia, quien de inmediato se trasladó a la zona de la explosión para recibir la información recabada hasta ahora por la Policía, que no descarta ninguna hipótesis.
Ante los periodistas, el mandatario prometió no “bajar la guardia” en la lucha contra el terrorismo.
“Como todo acto terrorista, lo que quieren es perturbar, generar miedo en la población. No lo van a lograr, todo lo contrario. Nos recuerda que no podemos bajar la guardia, el país debe estar absolutamente tranquilo”, dijo Santos.
También confirmó que, “afortunadamente”, no hay víctimas mortales y detalló que los edificios afectados, que albergan en conjunto más de 1 mil predios entre locales comerciales, oficinas y apartamentos, sufrieron daños materiales, pero “no estructurales”. Un total de 36 personas fueron atendidas por los servicios médicos tras la explosión, según el último informe de la Secretaría de Salud de Bogotá, y siete de ellas debieron ser trasladadas al hospital con heridas de consideración.
El caso más grave fue el de Miriam Forero, de 31 años, que sufrió lesiones en el rostro por esquirlas de bomba y fue sometida a una leve cirugía.

Bogotá
EFE

Ver comentarios