Animadores digitales con mayor oportunidad de encontrar empleo
“Cualquier empresa que desee llevar a cabo una visualización muy cercana a lo real, va a requerir este tipo de profesional: un abogado que desee recrear un caso judicial o un profesor para exponer más visualmente un tema”, afirmó Diego Garzón, director de la Facultad de Imagen de la universidad Veritas. Gerson Vargas/La República
Enviar

Derecho, aviación o medicina, en cualquiera de esas áreas es posible que requieran contratar un animador digital.

Antes los graduados en esta rama solo conseguían empleo en el mundo de la producción, el cine o los videojuegos; sin embargo, el nicho laboral se ha diversificado tanto que hoy es el sexto puesto entre las diez carreras de más demanda, según la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).
También se ubica entre el top ten de los técnicos más solicitados por las reclutadoras.
“La animación digital abre un abanico de posibilidades laborales: arquitectura, producción, medicina, ciencia, investigación, sector legal y judicial, académico-didáctico, publicidad, enseñanza de idiomas, entretenimiento, turismo”, enumeró Diego Garzón, director de la Facultad de Imagen de la Veritas.
En el ámbito de la medicina, uno de los graduados en animación realizó su tesis en relación con el cáncer de cérvix y ahora su trabajo le sirve a la Caja de Seguro Social como herramienta de educación a los pacientes y al público general.


Otro ejemplo es en derecho, donde el animador digital ayudará a representar casos o investigaciones judiciales. En aviación se pueden realizar simulaciones de vuelo y en arquitectura visualizaciones de proyectos, entre otros.
Estos profesionales son absorbidos no solo por la industria de la producción, sino por empresas tanto públicas como privadas, nacionales e internacionales. También, pueden emprender y exportan sus servicios a diferentes países.
Además de ser los profesionales más buscados por las empresas, la carrera también es de las más buscadas por los estudiantes.
En la Veritas, la licenciatura tiene una duración de tres años y ocho meses, mientras que para un técnico le tomará un año y ocho meses (matriculando bloques completos).
En cuanto a inversión mensual, el estudiante tendría que destinar entre unos ¢153 mil (técnico) y unos ¢286 mil (para la licenciatura).
Otra universidad que ofrece esta carrera es la Creativa, donde hay diversas ofertas académicas en el campo de la animación (desde cursos libres hasta licenciaturas).
Mientras que la opción de posgrado la ofrece el Centro de Información y Transferencia Tecnológica (CIT), en el que el estudiante tardaría un año en obtenerlo.
En cuanto al tema de remuneración, varía porque estos profesionales son contratados por proyecto.

Alta demanda

Tanto en el sector de servicios como en técnicos, la animación digital se encuentra en el top 10 de las más requeridas por las empresas.

Carreras

  • Ingeniería software
  • Administración de empresas
  • Contabilidad
  • Ingeniería industrial
  • Ingeniería electrónica
  • Animación digital, producción audiovisual y diseño gráfico
  • Ingeniería eléctrica
  • Ingeniería electromecánica
  • Ingeniería mecatrónica
  • Economía

Técnicos

  • Electromecánica y electrónica industrial
  • Operador de centro de contacto bilingüe o trilingüe
  • Contabilidad y finanzas
  • Inspectores de calidad
  • Mecánica de precisión y mantenimiento industrial
  • Desarrollo de software
  • Redes y telemática
  • Transformación de plásticos y moldeo
  • Metrología
  • Diseño Publicitario, gráfico y animación digital

Fuente Cinde

Ver comentarios