Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Carreras con mayor demanda son las menos elegidas

Karla Barquero [email protected] | Jueves 04 agosto, 2016

El objetivo de Promates es que los educadores den lecciones más interactivas. Shutterstock/La República


Ingenierías, animación digital y economía son tres de las carreras con mayor demanda laboral, pero no las que más eligen los futuros profesionales y la principal razón es la matemática.
Por eso el Tecnológico de Costa Rica inició un proceso de capacitación para profesores de esa área mediante Promates, un programa con el que pretende que la enseñanza de la matemática sea más interactiva, entretenida y que vaya de la mano con la tecnología.{l1}escasez_de_profesionales_beneficia_a_desarrolladores_web{/l1}
Estas capacitaciones duran tres meses y se les enseña a los educadores a usar herramientas tecnológicas como aplicaciones móviles
“Les enseñamos que existen aplicaciones móviles donde los estudiantes pueden participar de una manera activa y divertida; y así aplicar lo visto. La única condición es que cada profesor tenga una computadora para enseñarles el uso del software libre”, detalló Zuleyka Suárez, profesora coordinadora de Promates.
De esta manera empezaron a formar profesores en el área de tecnología, reto que no fue sencillo.
“La mayoría suele decir que el sistema los absorbe. Que no pueden hacer nada más porque tienen a su cargo más de 270 estudiantes, por lo cual es imposible hacer algo distinto; pero con el paso de las capacitaciones se dan cuenta de que sí se puede”, indicó Steven Sánchez, uno de los creadores del proyecto.{l2}costa_rica_ocupa_decimo_puesto_con_alumnos_de_bajo_rendimiento_en_matematica{/l2}
Las capacitaciones ya se han realizado en el Liceo de Atenas, el Colegio Técnico Profesional del Invu Las Cañas, Colegio Nocturno Miguel Obregón y el CTP de Santa Lucía de Paraíso de Cartago.
Además del uso de tecnología, los profesores recurren a juegos e incluso a la magia para enseñar a sus alumnos de manera más divertida y mejorar la visión hacia las matemáticas.
Por ejemplo, con técnicas de origami enseñan las figuras geométricas, o por medio de “matemagia” que emplea trucos con cartas, los estudiantes ven la aplicación de esa materia mediante el ilusionismo.