Ampliación de Lindora complica servicios de telcos
“Los operadores estamos en la mejor disposición de mover la infraestructura, lo que sí gustaría es hacerlo de forma organizada donde podamos planificar, tener presupuesto y los tiempos para tomar decisiones”, comentó José Gutiérrez, gerente de Nuevos Negocios de Cabletica. Esteban Monge/La República
Enviar

El proyecto de ampliación de la radial a Lindora que se inició en abril perjudicaría considerablemente los servicios de telecomunicaciones de los clientes residenciales y empresariales de la zona que mantienen contratos con Tigo, Cabletica y Claro, entre otros.

Para completar la reconstrucción de la vía que conectará Santa Ana con San Antonio de Belén, la constructora ha tenido que realizar movimientos de tierra y construcción de pasos en lugares donde existe infraestructura de telecomunicaciones, lo que a las empresas a mover sus equipos para el avance del proyecto.

Representantes de las telcos indican que la ampliación los está perjudicando, porque las autoridades correspondientes no tomaron en cuenta la necesidad de reubicar esta infraestructura.

En este sector que está siendo intervenido se conecta la red de transporte de datos de los operadores y pasan fibras importantes que completan los anillos de disponibilidad e infraestructura que llega hasta Alajuela y Heredia.

“La planificación de expansión de vías nacionales es un tema crítico porque estamos teniendo problemas con la infraestructura, en el caso de Lindora es posible que nos boten las fibras que van ahí y no sé que le va pasar al mercado corporativo de los operadores en ese sector”, dijo Norman Chaves, gerente de Asuntos Corporativos de Tigo.

Desde que se inició el proyecto las telcos han recibido varias notificaciones donde se les indica que varios de los postes donde pasan sus fibras deben reubicarse para que avance la carretera, e incluso, en la solicitud se les aclara que el movimiento no es definitivo y que probablemente deberán cambiar la infraestructura de ubicación nuevamente.

“En un escenario donde se afecte la fibra óptica presente en la zona, nuestra red cuenta con rutas de respaldo que garantizarían la continuidad de nuestros servicios”, comentó Luis Iván Ortiz, gerente de Ingeniería de Claro.

Esta situación provoca que la sostenibilidad de banda ancha, así como la prestación de transporte de datos e Internet que se les brinda a varios de los oficentros que se encuentran en la zona sean difíciles de mantener y dejen de generar molestias.

“Muchas de estas empresas a las que les entregamos enlaces en las oficinas tienen contratado con otros operadores un servicio de redundancia, pero como al final los operadores usamos el mismo poste no hay manera de que los empresarios se aseguren de que van a tener el servicio por lo que deben contratar enlaces inalámbricos que no dan la misma calidad”, explicó José Gutiérrez, gerente de Nuevos Negocios de Cabletica.

Una situación más complicada podría desarrollarse con la ampliación de la ruta 32, de acuerdo con los operadores, si no se genera la planificación adecuada en este proyecto, que empezará en octubre, ya que el país podría quedarse sin el servicio de Internet.

Esto se podría dar porque sobre el tramo de 107 kilómetros de esta ruta, van las fibras ópticas que se conectan a los cables submarinos que tienen la capacidad de Internet.

“El tema de la ruta 32 es grandísimo, cómo vamos a hacer las ventanas de mantenimiento para que no suspendamos Internet en el país, muchos de los operadores tenemos acceso a los cables submarinos por donde traemos las capacidades del servicio”, agregó el representante de Tigo.

Cambios en infraestructura

Por el proyecto de ampliación de vías empresas de telecomunicaciones tienen que realizar una serie de cambios para no dejar sin servicio a sus clientes.

-Reubicación de infraestructura

-Bajas en calidad de servicio

-Reinversión de recursos

 Fuente: operadores 

Ver comentarios