¿Amar o enamorarse? ¡El cerebro!
Fotos: Shutterstock
Enviar

El “flechazo de cupido”; lo llaman muchos cuando de repente se sienten enamorados y ya no pueden casi pensar en otra cosa que en ese sentimiento que  los hace totalmente felices.

En realidad el término viene desde la época de la mitología romana y se refiere al dios del amor, que se asocia al amor apasionado,  al deseo, el flechazo, la picardía…

Según una leyenda, Cupido era ayudante de su madre, Venus, y era el encargado de llevar el amor  a los mortales a través de dos tipos de flechas una dorada y otra de plomo que producían amor instantáneo e indiferencia respectivamente.

El enamoramiento suele ser un estado transitorio en el que una persona se siente fuertemente atraída por otra, que después de algún  tiempo puede acabar, porque amar de verdad a alguien va mucho más allá de esta “emoción”, explica hoy Paul Hudson, filósofo, escritor y empresario con residencia en Nueva York (Estados Unidos), que escribió sobre el tema en una columna en el portal de tendencias Elite Daily.

El enamoramiento no resiste los momentos de crisis, en cambio si hay una decisión de emprender juntos un trayecto, no solo el corazón lo siente, sino que también el cerebro lo piensa, es decir, el compromiso incluye al cerebro, dice el psicólogo Rafael León.

“En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos”, dice Erich Fromm (1900 – 1980) psicoanalista, psicólogo social y filósofo humanista, en su libro “El arte de amar”.

El expresa que “como la mayoría de la gente une el deseo sexual a la idea del amor, con facilidad incurre en el error de creer que se ama cuando se desea. Si el deseo de unión física no está estimulado por el amor, si el amor erótico no es a la vez fraterno, jamás conduce a la unión salvo en un sentido orgiástico y transitorio”.

“El enamoramiento es un estado casi demencial”, asegura Georgina Montemayor, investigadora de la Universidad Autónoma de México, especialista en lo que se conoce en la ciencia como el cerebro enamorado. 

El neurólogo Leonardo Palacios, decano de la facultad de medicina de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia y experto en la neurobiología del amor, dice que el enamoramiento se acaba si en el cerebro la dopamina – que ha subido por el enamoramiento -  baja de manera brutal; entonces, la persona aterriza, vuelve a la realidad y siente que el amor ha desaparecido. 

En cambio, en la construcción del amor verdadero se disparan también otras dos hormonas: la oxitocina, conocida como la sustancia química del abrazo, la que nos hace experimentar sensaciones de bienestar a largo plazo, y la vasopresina, que es la hormona vinculada al apego.

“Candilejas” preguntó sobre este tema, a algunos jóvenes de hoy.

Karina García, (estudiante, 17 años de edad), piensa que enamorarse y amar no es lo mismo. “Uno puede amar a muchas personas o cosas, pero el enamoramiento es hacia una persona como pareja sentimental. La razón por la que el enamoramiento se puede acabar es debido a que todo se vuelva rutinario”.

Para Aarón Colombari, (estudiante, 17 años), al principio se pueden confundir las dos  cosas, el estar enamorado o amar a alguien. “Uno se puede enamorar muchas veces, pero cuando al final se está seguro de amar a una persona, se lucha por ese amor y se hace todo lo posible para que perdure. Puede ocurrir, sin embargo, que uno haga eso y la pareja no y esa sería otra razón para que la relación termine”.

Giulia Martini (estudiante, 16 años de edad) afirma con seguridad que enamorarse o amar es algo diferente. De repente  uno puede sentirse fuertemente enamorada de alguien,  es algo que ocurre en un momento. Pero eso en algún momento también se puede terminar. En cambio, sentir amor por una pareja es algo ya muy profundo y que implica un compromiso, aclara Giulia.

En todo caso, el amor es el núcleo de la vida, de las relaciones humanas, del sentir de los sentidos. Y siendo tantas cosas el amor sigue siendo hoy un misterio para muchos.

 

Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]


Fuente: BioBioChile http://www.biobiochile.cl/, http://www.eltiempo.com/,  http://blog.twinshoes.es/, http://depsicologia.com/psicologia-del-amor/, entrevistas.



Ver comentarios