Enviar
Costo de dinero para empresas y consumidores se encuentra en niveles históricamente elevados
Altas tasas de interés frenan economía
• Banqueros justifican incremento en intereses por aumento en el riesgo de impago por parte de los deudores

Daniel Chacón
[email protected]

Actualmente, encontrar un préstamo a precios razonables se limita solo para algunos casos donde las garantías son elevadas, y se pertenece a un sector productivo de bajo riesgo.
Para el resto del sector empresarial, así como para los consumidores, el costo del dinero sigue estando alto, de modo que frena la inversión y el comercio.
Se espera que esta situación se alivie en el corto plazo; sin embargo, el proceso podría ser lento.
“En lo comercial, se requiere crédito para garantizar la rotación de inventario, al no tener acceso a él, no se puede sustituir la mercadería”, dijo Julio Ugarte, presidente de la Cámara de Comercio.
Un grupo de empresarios presidido por la Unión de Cámaras sostuvo una reunión en abril pasado con los banqueros para buscar una solución a esta problemática, pero las condiciones aún no varían.
Uno de los sectores productivos más afectados es el inmobiliario; en las condiciones actuales, si un desarrollador residencial encuentra dificultades para obtener un préstamo, no puede proceder con el proyecto.
Por otro lado, el comprador potencial de una casa también encuentra dificultades al solicitar financiamiento, dado que los fiadores ya no son garantía suficiente para la compra, situación que cuestiona Enrique Egloff, presidente del Consejo de Desarrollo Inmobiliario.
Problemas similares se presentan para la adquisición de otros bienes que requieren financiamiento, desde los automóviles hasta los equipos industriales.
En cuanto a dólares, la tasa promedio real para préstamos del sistema bancario es del 11,99%, dato que no se presenta desde enero de 2000.
En el caso de colones, el promedio de las tasas para créditos a mayo es del 13,11%; desinflado según las expectativas del Banco Central para este año, indicador más alto desde diciembre de 2006.
Al comparar las tasas de préstamos para vivienda en colones, se evidencia un distanciamiento en la ganancia entre entes públicos y privados. En el caso de los privados existe un margen de unos cinco puntos por encima del sector estatal.
Por su parte, los banqueros defienden su posición, argumentando que el costo del dinero que captan los bancos para luego prestarlo sigue siendo alto. Además, la prima por riesgo que cobra la banca creció por el aumento en la incertidumbre en torno al cumplimiento de los deudores, analizó Marco Garro, asesor financiero de la Cámara de Bancos.
Por otro lado, el que la inflación interanual se mantenga en un 11,75% es razón para que los intermediarios financieros argumenten que el costo de captación de los recursos de que disponen haya sido mayor, indicó Guillermo Quesada, presidente de la Cámara de Bancos.
Aunque el Banco Central redujo las tasas de interés de captación del 13,06% al 12,75% a través de Central Directo, un mecanismo para captar dinero directamente del público, su impacto aún no es suficiente para presionar las tasas activas del sistema a una baja.
“En el corto plazo tendrán que bajar. Las tasas para préstamos probablemente serán las últimas que se reajusten, pero ya iniciamos el proceso. Por ejemplo, la semana anterior el Banco Central bajó las tasas de Central Directo a un año en un 0,25%”, manifestó Fernando Estrada, analista bursátil.
La caída en las tasas de interés necesitará un impulso adicional, que deberá darlo una entidad financiera para que el resto del sistema compita en una tendencia a la baja, destacó Roxana Morales, economista del Centro de la Coyuntura.
Mientras las tasas de interés se mantengan invariables, la posibilidad de reactivar a los sectores productivos a través del financiamiento será difícil.



Ver comentarios