¡Al acecho de Lorenzo!
Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso y Marc Márquez conformaron el podio en Qatar, ahora trasladan su lucha a Argentina. KARIM JAAFAR-AFP/La República
Enviar

201603291942580.p25-motos-recuadro.jpg
Jorge Lorenzo dio el golpe inicial, se dejó la primera bandera de cuadros de la temporada del Campeonato Mundial de Moto GP.
Ahora buscará resguardar la cima de la tabla ante la presión que generarán Andrea Dovizioso, Marc Márquez y Valentino Rossi.

El actual campeón no tiene derecho a pestañear, ya dio una exhibición en Qatar hace dos semanas atrás y debe repetir si quiere salir victorioso de Argentina este fin de semana.
Lo competitivo del inicio de la temporada con Yamaha, Ducati y Honda en el podio, apunta a una carrera por todo lo alto.
“Márquez dio un gran paso adelante con su Honda (segundo) y las Ducati están muy competitivas”, dijo Lorenzo sobre lo que se aproxima.
Mucho mayor cuidado deberá tener si se suma que tanto la fecha en suelo sudamericano como la siguiente en Austin (Estados Unidos), son dos pistas que siempre le han costado a Lorenzo.
“Si se puede terminar en el podio para llegar después a circuitos que serán más favorables para Yamaha y mi estilo, mejor”, afirmó.
Mientras tanto, Ducati que estuvo con sus dos motos al inicio de la carrera al frente, hasta que Andrea Iannone se fue al suelo, siente que puede dar mucha pelea esta campaña.
“En Argentina tenemos una buena oportunidad porque estamos verdaderamente muy cerca de los otros constructores”, comentó Dovizioso.
Por su parte, mucha parte del protagonismo se lo llevará la “guerra” que tienen actualmente Lorenzo y Rossi, este último el gran favorito del público argentino.
Debido a ello se espera un ambiente tenso, y con la afición silbando tanto al actual campeón mundial como a Márquez.
“Sé que va a ser la tónica de todo el campeonato”, comentó Márquez, sobre el clima complicado que vivirán.
Y es que en Argentina hace un año fue cuando el panorama cambió y los elogios que se envían entre ellos fueron sustituidos por las amenazas, boicots y guerrillas internas.
Una caída de Márquez tras una disputa por un puesto con Rossi desató la primera chispa —de muchas— que tuvo el año y este 2016 tiene pinta de ir por el mismo camino.


Ver comentarios