Ahorre su propia pensión ya
Enviar

Análisis
Planes privados ofrecen tasas favorables y beneficio fiscal

Ahorre su propia pensión ya

Sistema obligatorio de la Caja va hacia la quiebra de seguir por el camino actual

Ahorre ya en una pensión voluntaria, tome esa decisión de una buena vez.
Entre las ventajas de hacer esto, están la garantía de obtener el dinero íntegro al momento del retiro, así como mejores tasas de interés, e incluso un tratamiento favorable impositivo.


Este consejo surge en momentos en que la Caja, de seguir por el mismo camino, va para la quiebra, destruyendo consecuentemente una parte de los ahorros de los costarricenses.
En lo que a las ventajas del plan privado se refiere, la principal es que haya un alto nivel de certeza de que usted recibirá la pensión al momento de jubilarse.
No solo esto, el valor de la pensión sería mayor, dado que los regímenes privados tienden a pagarles a los ahorrantes una tasa de interés superior a la que paga la Caja.
En tercer lugar, usted puede recuperar el 100% del valor de la pensión privada al llegar a los 57 años, sin pagar impuestos.
La principal desventaja de la compra de un plan complementario, es el costo de pagar dos regímenes de pensiones, siendo el otro el obligatorio, el de la Caja.
De todas formas, sería más rentable a largo plazo pagar ambos, en lugar de arriesgar su futuro mediante la pensión del sector público.
Para conseguir un plan privado, usted puede ir a la Operadora de Pensión de su gusto, y empezar a invertir ya.
Entre las operadoras de pensión complementaria, hay competencia por tenerlo a usted como cliente, por ello deben lograr buenos rendimientos y distinguirse en atención al cliente.
Usted puede además escoger un plan ajustado a sus perspectivas, incluso uno denominado en dólares, para minimizar el riesgo de una futura inflación del colón, así como uno que invierta menos en el Estado, que enfrenta el problema de un déficit crónico, que podría afectar su capacidad de cancelar sus bonos.
Mientras tanto, la Caja en este momento presenta riesgos serios para los futuros pensionados, sobre todo por el hecho de que la población vive más años y por ello cada vez son menos los cotizantes en relación con los pensionados.
No cabe duda de que este problema demográfico a largo plazo hace que el plan oficial sea inoperante; ambos, la Superintendencia de Pensiones, así como la Caja, están de acuerdo con esta conclusión.
De hecho, la situación ya es grave.
“Las medidas deberían de ser inmediatas, la preocupación es que por cada costarricense que hoy se pensiona, vienen siete atrás a realizar el mismo trámite”, explica Édgar Robles, superintendente de pensiones.
Pero, el rescate del régimen de vejez de la Caja requeriría una combinación de alargar la edad del retiro de los trabajadores del sector público y del privado, así como mayores cuotas pagaderas de parte de las contribuyentes.
Ambas metas son políticamente difíciles de alcanzar, sobre todo la de eliminar el retiro anticipado de varios empleados públicos.
Por eso, no se prevé ninguna solución pronta de parte del sector público, la cual requeriría la colaboración de la Asamblea, así como el Poder Ejecutivo.
La protección de cada trabajador en este caso, sería mediante la compra de un plan de pensiones privado.

201304292217270.n11.jpg

Fabio Parreaguirre
[email protected]


Ver comentarios