Enviar
Grupo guatemalteco Progreso pretende aprovechar auge de la construcción en Costa Rica y Panamá
Nuevos dueños de Abonos Agro diversifican mercado

• Inversionistas esperan que áreas de máquinas, ferretería y acabados adquieran tanta importancia como la de productos de acero

Israel Aragón
[email protected]  

El Grupo Progreso impulsará en Abonos Agro, empresa que adquirió recientemente, la división de maquinaria, ferretería, materiales pesados y acabados para la construcción, con la intención de que sus ventas adquieran tanta importancia como las de productos de acero.
A través de mejoras en las áreas de autoservicio, sistema logístico y un incremento en las rutas de distribución de la empresa, el consorcio guatemalteco espera posicionar cada una de las divisiones del negocio de la construcción en las que participa.
“La idea es ofrecer una solución integral en las diferentes áreas que incluye la construcción… Queremos dejar el enfoque en los productos de acero, promocionar otras líneas de productos”, dijo Carlos Esquivel, coordinador de la adquisición de Abonos Agro.
El 1º de octubre un grupo de inversionistas centroamericanos, encabezados por El Progreso, compró al Grupo Pujol la totalidad de Abonos Agro, una de las principales subsidiarias del consorcio costarricense.
El conglomerado guatemalteco incluye dos grandes divisiones, de las cuales la más importante es la de Materiales para la Construcción. Dentro de esta, su principal empresa es Cementos Progreso, que representa más de la mitad del grupo.
La otra es la de Inversiones y Nuevos Negocios, cuya subsidiaria más importante pasa a ser Abonos Agro.
Esta distribuidora de artículos de construcción, que tiene cerca de 700 empleados, empezó a exportar sus productos al mercado de Nicaragua y Panamá, a través de la firma panameña Cochez y Compañía. Sus ejecutivos no descartan una expansión si estos nuevos mercados se desarrollan con éxito.
La adquisición, cuyo proceso se inició a principios de año y concluyó el pasado 30 de setiembre, es parte de la expansión del Grupo Progreso en Centroamérica y de sus intenciones de aprovechar el auge de la construcción que viven Costa Rica y Panamá, a través de la plataforma que ofrece Abonos Agro.
“Tenemos una gran expectativa en la compra de la totalidad del negocio al Grupo Pujol, creemos que se hace en un momento muy idóneo y, por el potencial de la gente, consideramos que hemos adquirido una plataforma de crecimiento en un mercado muy atractivo y dinámico”, expresó Luis Chacón, gerente general de la división de Nuevos Negocios del grupo.
El guatemalteco descartó que se vaya a hacer cambios en la imagen o el personal de la empresa, pues la idea es aprovechar el posicionamiento de la marca.
“Hasta hace dos semanas tuvimos el primer contacto con el personal, por lo que aún hay cosas que no hemos definido, como la inversión publicitaria, pero cada decisión que tomemos será antes muy estudiada, por lo que se verá al largo plazo”, manifestó Chacón.
Ver comentarios