Enviar
A seguir haciendo magia
Dwight Howard se queda con los Magic, Derek Fischer deja los Lakers

Tras finalizar ayer el plazo para realizar traspasos de jugadores en la NBA, tres cosas quedaron claras: el pívot Dwight Howard se queda en el Orlando Magic, Derek Fischer deja los Lakers y Pau Gasol no se mueve de Los Angeles.
En el caso de Howard, el miércoles por la noche todos le veían la maleta de salida, pero un cambio de opinión de última hora lo dejó en Orlando.
Dwight renunció a su opción de convertirse en agente libre al concluir la presente temporada por lo que se asegura la continuidad un año más con su actual equipo.
El cambio de pensamiento llegó después de que mantuvo una conversación telefónica con los directivos y dueños del equipo, que le pidieron ese tiempo como condición necesaria a la hora de no llevar adelante un traspaso y además darles tiempo para conseguirle al jugador que pueda ayudarle a luchar por el título de liga.
Howard, de 26 años, que lleva con los Magic desde que llegó a la NBA, ha reiterado que Orlando es la ciudad en la que quiere permanecer por todo lo que le une, pero a la vez ha reclamado que se le apoye con un plantilla que pueda volver a luchar por el título de liga, que todavía no ha podido conseguir.
La renuncia de Howard de convertirse en agente libre y no firmar un nuevo contrato con los Magic, lo deja sin la posibilidad de recibir $109 millones por cinco temporadas o $81 millones por cuatro con otro equipo.
Ahora las opciones que tiene Howard son las de firmar una extensión de contrato por dos o tres años con los Magic o recibir $19 millones la próxima temporada para en 2013 convertirse en agente libre.
Las implicaciones de la decisión de Howard de continuar con los Magic deja a los Nets de Nueva Jersey como los grandes perdedores, ya que habían trabajado con la posibilidad de que se uniese al base Deron Williams y llegar ambos como estrellas al nuevo campo que van a inaugurar la próxima temporada en Brooklyn.
Los Mavericks de Dallas también salen ganando con la continuidad de Howard en Orlando, porque tendrán este verano más posibilidades de conseguir a Williams en el mercado de los agentes libres para que se una al alero alemán Dirk Nowitzki.
En Los Angeles, terminó la angustia para el español Pau Gasol, del que se especuló durante meses que tenía un pie fuera de los Lakers, lo que provocó incluso que el referente de este equipo, Kobe Bryant, alzara la voz y reclamara explicaciones a sus jefes.
Al final de cuentas la cuerda se cortó por el lado del veterano base Derek Fischer, quien fue traspasado a los Rockets que también contarán con el veterano pívot Marcus Camby, de los Trail Blazers de Portland, desprendiéndose del ala-pívot Jordan Hill, que jugará con los Lakers, y del tanzano Hasheem Thabeet y el base John Flynn, quienes estarán con los Blazers.
Los Lakers se decidieron por la salida de Fisher después de conseguir de los Cavaliers al base Ramon Sessions, de 25 años, al que consideran que puede ser el titular que necesitan de cara a luchar por el título.

Luis Rojas y EFE
[email protected]
Ver comentarios