Laura y Johnny en pulso abierto
Conforme calienta la campaña electoral, Johnny Araya, candidato del PLN, toma más protagonismo y poder de decisión, en detrimento de la presidenta Laura Chinchilla.Gerson Vargas/La República
Enviar

Concesión de vía a San Ramón y 1° de mayo los dividen

Laura y Johnny en pulso abierto

Mandataria iría cediendo protagonismo y poder a favor de candidato del PLN poco a poco

Conforme pasan los días, un pulso abierto por el poder se hace más evidente entre Laura Chinchilla, presidenta de la República, y Johnny Araya, candidato del PLN.

201304232138380.n11.jpg
Varias señales en el ambiente político nacional lo evidencian.

La elección del nuevo presidente del Congreso el 1° de mayo y la concesión de la vía entre San José y San Ramón, son prueba de ello.
En el primero de los casos, el Poder Ejecutivo apuesta por la reelección del diputado del PASE Víctor Emilio Granados.
El objetivo de Chinchilla es evitar que un cambio en el directorio del Parlamento genere una división en Cuesta de Moras que afecte el clima de negociación y diálogo que ha imperado en esta última legislatura.
“No hay que poner chúcaro, lo que está manso. Es un asunto de conveniencia para la gobernabilidad legislativa. Tenemos claro que para ser productivos, se deben evitar decisiones que provoquen un año de conflictos, de lo contrario, acá nada pasará”, expresa Fabio Molina, jefe de fracción del PLN y aliado de la mandataria.
Mientras tanto, Araya es del criterio de colocar en la presidencia del Congreso a un diputado del PLN y no renovar el pacto con los legisladores del PASE.
En días pasados, Araya le dio su bendición a Luis Gerardo Villanueva, diputado liberacionista por Cartago
“Simpatizo con la idea de que el PLN presida el Congreso, sobre todo durante el último año, Villanueva es una buena opción entre los candidatos de Liberación”, explicó Araya.
Varios congresistas de oposición indicaron a LA REPÚBLICA que no veían con buenos a Villanueva para ocupar ese puesto.
Cuando tuvo la oportunidad de hacerlo al inicio de esta administración, impuso —supuestamente— “un estilo autoritario”, de acuerdo con Yolanda Acuña, jefa del PAC.
No obstante, las advertencias de la oposición parecen no tener cabida en los pensamientos de Araya.
Antes de que Rodrigo Arias, exministro de la Presidencia, se retirara de la contienda interna, Villanueva era uno de los pocos diputados leales a Araya, por lo que en buena teoría, este debería apoyar sus intenciones de presidir el Congreso.
En estos momentos los diputados del PLN se encuentran divididos por este tema.
Sin embargo, antes del 1° de mayo deberán tomar una decisión y quedará al descubierto quién tiene el control de la bancada liberacionista durante este último año.
El otro tema que ha generado roces entre Chinchilla y Araya, está relacionado con la concesión de la vía entre San José y Ramón a la empresa brasileña OAS.
Desde que inició la polémica en torno a esta ruta, la mandataria y otros funcionarios de gobierno fueron los únicos defensores de esta concesión.
Pero el costo de hasta ¢4 mil por utilizar esa vía en un viaje de ida y vuelta, le generó muchos enemigos a ese proyecto de la noche a la mañana.
Uno de ellos fue Araya, quien emitió un comunicado de prensa oponiéndose a la concesión de manera imprevista.
“Tras escuchar las observaciones y preocupaciones que motivan el rechazo de amplios sectores de nuestra sociedad al contrato de concesión de la carretera a San Ramón y después de estudiar el criterio de conocedores de esta materia, considero que el actual contrato no es viable ni conveniente y debe ser desestimado por el gobierno”, dijo Araya.
Si el candidato oficialista hubiera defendido la ruta, las críticas que recibe la mandataria Chinchilla también lo hubieran afectado a él en las futuras encuestas de opinión.
Sin embargo, la forma como se desmarcó Araya de esta polémica no fue pasada por alto por la Presidenta, quien un día después criticó a las personas que se oponen a la concesión por razones ideológicas o por “algún oportunismo coyuntural”.
“Quiero decirles a todos aquellos ciudadanos que de muy buena fe han venido, no cuestionando por razones ideológicas o por algún oportunismo coyuntural la concesión, sino que han manifestado su preocupación por aspectos de costos, que sí hay espacio para renegociar este contrato, disminuyendo de manera importante el costo de los peajes”, aseguró la Presidenta.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios