Justicia estadounidense respalda a Apple en causa contra Samsung
Enviar

Un tribunal estadounidense falló a favor de Apple en su batalla por patentes con Samsung Electronics y ordenó a la compañía surcoreana dejar de utilizar software en los Estados Unidos que ayuda a los teléfonos móviles a violar dichas patentes.

Samsung debe dejar de fabricar, utilizar, vender, desarrollar o diseñar software o código que ayude a sus productos a infringir tres patentes. Dichas invenciones cubren características en los teléfonos móviles como la corrección automática, deslizar para desbloquear y detección de datos, según el dictamen del Tribunal de Distrito estadounidense de San José.

Los dos gigantes de los teléfonos inteligentes se han enfrentado en causas judiciales en el mundo entero, sosteniendo que los dispositivos del otro infringían sus propias patentes. Tenían poco para demostrarlo hasta que en 2014 decidieron abandonar todas las causas excepto dos presentadas ante el tribunal federal de California que emitió la orden este lunes. El fallo de la corte afecta el software o el código utilizado en modelos Samsung más viejos como los teléfonos inteligentes Galaxy S II, S III y Note.

“Parecería que el tribunal no tomó partido por nadie y logró cuidar a ambas empresas”, dijo Jung Dong Joon, abogado especializado en patentes en SU Intellectual Property de Seúl. “Esta última medida tendrá sólo un impacto mínimo en el negocio móvil de Samsung dado que la mayoría de los modelos que serán prohibidos son demasiado viejos, en tanto dio a Apple más poder de negociación en relación a las patentes”.

La ejecución del fallo comenzará en 30 días, dijo el tribunal. Apple no respondió a las consultas.


Batalla en marcha


“Estamos muy decepcionados”, dijo Samsung en un comunicado por correo electrónico. “Si bien esto no impactará en los consumidores estadounidenses, constituye otro ejemplo de que Apple abusa del sistema judicial para crear un mal precedente legal, lo cual puede perjudicar la elección de los consumidores en las generaciones venideras”.

Las disputas de años entre los rivales –y socios comerciales- se centraron en características de diseño de software que han pasado a ser una segunda naturaleza para muchos usuarios de móviles, desde deslizar el dedo para desbloquear un dispositivo anti-sueño hasta la corrección automática de los caracteres en los mensajes. Si bien el mandato se refiere a modelos más viejos, Apple puede dirigirse nuevamente al juez y argumentar que los nuevos dispositivos de Samsung todavía violan sus patentes.

Apple y Samsung despachan aproximadamente un tercio del total de los teléfonos inteligentes mundiales, según datos recopilados por Bloomberg. Los dispositivos de Apple también utilizan chips y pantallas fabricados por Samsung.

En septiembre, Apple obtuvo un dictamen de un tribunal de apelación estadounidense que podría tener consecuencias sobre la manera de resolver las disputas cuando se trata de dispositivos complejos y puede ayudar a los propietarios de patentes a limitar copias de rivales. La capacidad de frenar el uso de una invención es una herramienta poderosa que eleva el precio cuando el creador negocia acuerdos.

Samsung trató sin éxito de que el tribunal de apelación derogara su decisión. Google, HTC, LG Electronics y Rackspace Hosting apoyaron a Samsung en sus argumentos, sosteniendo que una Victoria para Apple podría permitir a los propietarios de patentes hacer uso de su propiedad intelectual para rédito competitivo.

Ver comentarios