Enviar
Guerreros y líderes
Con la complicidad de un árbitro impreciso, PZ superó prueba en la olla mágica

Un juego que empezó de color naranja se fue desdibujando entre el bochorno, el error arbitral que anuló un gol válido a los locales y dos equipos diezmados.
Edder Nelson trabajó a los zagueros visitantes y los tuvo en aprietos. En la primera jugada, obligó a Robert Arias a cometerle falta en la línea del área grande.
Al minuto 6’, Nelson cobró un tiro libre fuerte y rastrero, que pegó en la barrera y complicó al meta Harry Ocampo, que rechazó al vertical y casi se hace el “autobaño”.
Y, en una jugada intrascendente, Nelson abusó de la fuerza y barrió sobre Camilo Aguirre y el árbitro interpretó que ameritaba tarjeta roja, aunque el contacto con el jugador fue mínimo.
Cuando se cobró el tiro libre posterior a la falta de Nelson, Waston empujó a su celador y Bejarano aprovechó para compensar y dejar a ambos cuadros diezmados.
En el último cuarto del juego, Scott enderezó de cabeza un tiro libro y Fallas anotó. Pero, Bejarano anuló la diana de los locales porque consideró que Scott estaba en posición adelantada.
En el complemento, Keylor Soto lanzó un pase largo, Camilo bajó el balón, hizo el quiebre y colocó el 1-0.
Al minuto 53’, Jameson Scott rechazó siendo el último hombre, pero golpeó el balón en Sanabria, quien avanzó libre de marca y puso el segundo.
Corría el minuto 65’ y desde la banda generaleña llegó un centro que Scott pifió y Rigoberto Salas recogió en el área chica, para abultar aún más las redes de la vulnerada meta de Sequeira.

Daniel Chacón
Para La República
Ver comentarios