Logo La República

Domingo, 3 de marzo de 2024



ÚLTIMA HORA


4 recomendaciones para que sus hijos vuelvan motivados a clases

Dedicar algunas horas a repasar la materia del año pasado para la semana de diagnóstico es uno de los consejos

Andrei Siles asiles@larepublica.net | Lunes 22 enero, 2024 05:00 a. m.


mantener pequeñas rutinas estudio 30 minutos marcar diferencia ingresar temor confianza cara curso lectivo febrero
Archivo/La República


Mantener pequeñas rutinas de estudio de aproximadamente 30 minutos puede marcar la diferencia entre ingresar con temor o confianza de cara al curso lectivo que iniciará en febrero próximo.

Lea más: Esta es la lista oficial de útiles escolares para el 2024

Y es que, si durante las vacaciones se rompe la rutina de trabajo de los niños y si no se fomenta el cumplimiento de pequeños deberes, cuando vuelvan a las aulas será más difícil recuperar el ritmo que tenían antes, de acuerdo con Melania Baltodano, profesional en instrucción educativa.

“El cerebro se debe activar y ejercitar todos los días, lo que es especialmente importante en edades tempranas para evitar una afectación en la continuidad del aprendizaje de las materias más susceptibles, sobre todo en aquellas que implican procedimientos, como las operaciones matemáticas, lectura y escritura”, indica la experta.

Esta práctica podría valorarse, incluso, como un coadyuvante en el esfuerzo para combatir el rezago académico que enfrenta actualmente el sistema educativo nacional, reforzando aquellos temas que son base para los siguientes niveles pero que aún no son dominados por completo por los alumnos.

Lea más: Nuevos uniformes escolares serán obligatorios hasta el 2026

“Si se obtuvo buenas notas en el ciclo anterior, realizar esta práctica permitirá ser un estudiante aún más destacado el siguiente ciclo. Si, por el contrario, tuvo retos importantes, aprovechar el verano dará más herramientas para iniciar un nuevo grado con más confianza y mejorará su desempeño desde el primer día de clases”, añade Baltodano.


Las cuatro recomendaciones


  • Las rutinas de estudio deben ser viables, es decir, que van en un rango de entre 10 y 30 minutos y cuyas asignaciones estén adecuadas al nivel respectivo
  • Se recomienda que se realice en la mañana. No importa el lugar donde se encuentren pasando las vacaciones, se sugiere que los niños realicen sus asignaciones antes de iniciar las demás actividades del día
  • Los padres y encargados deben propiciar que estos espacios sean divertidos y entretenidos siempre manteniendo una línea de independencia en la que realicen por ellos mismos las asignaciones. El rol de la familia es acompañar y motivar
  • Las materias también se pueden repasar de manera casual a lo largo del día, por ejemplo, escuchando canciones o películas en inglés, pidiendo a los niños que realicen operaciones matemáticas mientras se va de compra o terminando el día con la lectura de un libro


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.