“Estoy a décimas de ser la mejor del mundo”
Uno de los principales sueños de María José es estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Federación Costarricense de Taekwondo/La República
Enviar

María José Calderón no vive una vida como cualquier otra quinceañera, ella estudia y entrena taekwondo y es muy corto el tiempo que tiene libre, pero la excelencia tiene un precio y la atleta está a un paso de ser la mejor del planeta en su disciplina.

La taekwondista costarricense fue subcampeona mundial juvenil en la última Copa del Mundo realizada en Canadá en la categoría de -44 kilogramos y actualmente está en el segundo puesto del ranking de la Federación Mundial de Taekwondo (WTF, por sus siglas en inglés).

Además, la tica revalidó el título en el US Open en Las Vegas a finales de enero.

En pocos meses la nacional podría subir a la cima al encontrarse a solo 37 décimas de la número uno, la vietnamita Kim Ngan, que suma en el escalafón 22,50 puntos.

Sus expectativas son altas, considera que posiblemente este año consiga el puesto de honor, para eso buscará los puntos necesarios en el Panamericano de Taekwondo Cadete que se realizará del 29 de agosto al 2 de setiembre en el BN Arena, así como en el Open Costa Rica.
También están los Centroamericanos y Juegos Olímpicos de la Juventud en Argentina en 2018.

Entrevista María José Calderón

¿Cómo fue la experiencia de conseguir un segundo lugar en un campeonato mundial?
Inexplicable, ya había peleado contra canadienses pero nunca contra peleadoras de Suiza o Turquía y eso me tenía nerviosa, pero mi profesor Kristopher Moitland me ayudó, me dijo que tenía que ir paso a paso y cuando llegué a zona de medallero me dijeron que lo disfrutara, que ese era mi momento. A como se está trabajando en conjunto con la Federación, espero conseguir grandes logros.

¿Ahora que el Icoder la becó con ¢2,4 millones anuales, siente algún tipo de presión?
No lo había pensado honestamente, sí me dijeron que la beca se va a basar en los buenos resultados. Ahora que tengo esta ayuda voy a colaborar con mi familia, ya no me tienen que pagar los pases, mi dieta, puedo pagarlo yo. Además, si he dado buenos resultados, una ayuda no me va a cambiar, espero seguir rindiendo igual o mejor.

¿En qué momento se volvió el taekwondo un estilo de vida?
Yo comencé a practicarlo a los cuatro años. Después seguí entrenando y me quebré un dedo, ahí me salí y mi mamá contactó a Kristopher que me llevó a los procesos de selección y clasifiqué. Ahí me di cuenta de que no era recreativo sino buscando metas.

En otra entrevista dijo “mi vida es estudiar y entrenar”, ¿qué tanto le ha afectado su vida social?
En el colegio me apoyan mucho y tengo buenas amistades que me ayudan a ponerme al día con la materia. Mi vida social son mis compañeros de taekwondo, con los del colegio no puedo salir, ya saben que no voy a poder aunque me inviten.

¿Cuál es su meta en los próximos eventos que ha de disputar?
Vienen varios eventos que dan puntos en el ranking, estoy a décimas de estar en el primer lugar y ser la mejor del mundo.

Ver comentarios