Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ACCIÓN


¡Desastrosa Copa Centroamericana!

Walter Herrera [email protected] | Jueves 19 enero, 2017

El delantero John Jairo Ruiz ha sido de los más esforzados pero su trabajo no le ha dado réditos. Agencias/La República


Para darle un calificativo tan bélico al torneo que está realizando la Selección Mayor de Costa Rica, hay que analizar lo hecho en los tres primeros encuentros ante los rivales más débiles de Centroamérica que participan en la Uncaf.

Lea más: Sele va por el tricampeonato

La tragedia no se gestaría a partir del resultado final en el certamen, se firmaría en lo que dejó de hacer la Sele como conjunto y el abandono de sus figuras individuales para mostrar algo diferente que le sea útil al “Machillo” en la Hexagonal.

El problema nace desde la pizarra del técnico nacional y su discurso ganador versus su versión perdedora, y así lo dejó ver en declaraciones luego del empate a cero ante Nicaragua.

“Nicaragua es la selección de Centroamérica que ha realizado más juegos, tiene muy definido su estilo y nosotros no entramos finos, parecido al juego ante El Salvador, por lo que nos costó encontrar las combinaciones, que son nuestro fuerte”, dijo Ramírez en conferencia de prensa pospartido.

Para comenzar, el sistema de Óscar Ramírez es uno de los más predecibles de toda la región. Decir que el rival tiene un estilo de juego definido es buscar engañar a los ticos.

Lea más: Corra con La Sele

Ni jugando contra la selección ranqueada en la posición 111 es capaz de variar su parado táctico.

Nicaragua, que marcó bien por los costados y que anticipó las llegadas de los delanteros nacionales, no debería ser un rival al que hay que jugarle con tres centrales y dos contenciones.

La incapacidad de hacer algo diferente desde el principio es nula. A Ramírez lo salva tener a Navas, Pipo, Ruiz, Borges, Campbell, y el resto de legionarios europeos que lo hacen ver bien en la eliminatoria, así como los premium de la MLS como Waston, Matarrita y Bolaños.

El buen técnico no es aquel que se casa con un sistema de juego, sino el que ante las condiciones que presenta, tiene la capacidad para descifrar el mejor camino hacia el éxito.

Al ver a Guzmán y Azofeifa reventar balones del medio campo, se produce un retroceso en el tiempo al fútbol de Costa Rica del viejo milenio.

En cuanto a los jugadores, siguen demostrando que son emocionales. No extrañaría verlos corriendo todo el partido ante rivales de peso y contrincantes directos de la Hexagonal como hoy ante Panamá y el domingo ante Honduras.

Además, este sentimiento se palpa desde el banquillo. Nomás iniciando el cotejo, Ramírez y Duarte, técnico pinolero se abrazaron efusivamente. Al terminar el encuentro Ramírez si acaso alzó los ojos para despedirse de su colega.

Esta prepotencia no puede entrar en el camerino tricolor. A Nicaragua había que atacarlo desde el primer tiempo y no esperar a la última media hora del choque para correr y buscar la anotación.

Mañana ante Honduras hay una oportunidad para reivindicarse con la afición y demostrar que algunos pueden complementar la verdadera selección que buscará el boleto a Rusia 2018.


Posiciones


País                  PJ    GD   PTS
1. Honduras       3     +3     9
2. Costa Rica     3     +3     5
3. El Salvador    3     +1     4
4. Panamá         3      0      4
5. Nicaragua      3     -2      1
6. Belice            3      -5      1

Viernes 20 de enero 

Nicaragua-Belice (3 p.m.)
Honduras-Costa Rica (5.30 p.m.)
Panamá-El Salvador (8 p.m.)

Hora CR


NOTAS RELACIONADAS


Copa Oro sufre importante cambio

Martes 17 enero, 2017

Certamen tendrá 16 selecciones a partir de 2019, cuatro cupos más de lo actual