Enviar
Recursos “sobraron” de años anteriores porque no se ejecutaron pese a necesidades educativas
¢27 mil millones de escuelas se desaprovechan

• Procesos de remodelación, restauración o construcción de nuevas escuelas se atrasan por excesiva burocracia


Yessenia Garita
[email protected]

A pesar de que el sistema educativo cuenta con ¢27 mil millones para el arreglo y mantenimiento de aulas, muchos estudiantes no contarán con pupitres, equipos o ni siquiera un lugar adecuado para recibir lecciones.
La mala administración provoca que el dinero se estanque en las arcas del Estado, al menos 500 proyectos de reparación o construcción se han dejado de ejecutar durante los últimos tres años.
“Muchas veces las j
untas (encargadas de canalizar recursos públicos) no saben realizar los trámites de planificación, contratación o ejecución de proyectos. El problema se enfoca en el desconocimiento y en la falta de formación de los miembros”, dijo Sonia Calderón, directora de Juntas de Educación del Ministerio de Educación Pública (MEP).
En el MEP existen quejas planteadas por carencias o dificultades en infraestructura educativa, y cuando los encargados revisan expedientes se percatan de que algunos ya cuentan con recursos, pero que el dinero no se ha ejecutado.
Por ejemplo, una escuela de San José, cuya población ronda los 650 estudiantes, estuvo cerrada ante el faltante de pilas sanitarias a pesar de t
ener ¢24 millones desde 2005 en las cuentas del banco.
Aunque una junta de educación tenga todas las intenciones de trabajar, los trámites burocráticos le imposibilitan hacerlo con rapidez. Nosotros tenemos el problema con la construcción de dos nuevas aulas, los trámites son tediosos”, dijo Jorge Ardón, secretario de la junta administrativa de la Escuela García Monge, en Desamparados
Mientras los centros ed
ucativos no cuenten con el espacio suficiente, miles de estudiantes tendrán que iniciar el curso 2009 en un garaje, centro comunal, una iglesia o un parque de la comunidad donde viven.
Además de los ¢27 mil millones de años anteriores, este año el MEP cuenta con ¢36 mil millones para infraestructura educativa, incluyendo compra de lotes o terrenos.
De este monto, ¢22 mil millones están destinados a la construcción de nuevas edificaciones, no obstante, ese dinero solo alcanzaría para construir 1.800 aulas de las 4 mil faltantes, de acuerdo con las proyecciones del MEP.
Actualmente, el sistema educativo cuenta con 9.375 centros de enseñanza, incluyendo escuelas, maternos y colegios; sin embargo, los problemas de infraestructura son evidentes en muchos de ellos.
Solucionar el problema de infraestructura en escuelas y colegios tardará al menos cinco años y para ello se requieren ¢90 mil millones, según proyecciones del MEP.
En Curridabat, por ejemplo, las escuelas privadas tienen 87 aulas, mientras que las públicas, adonde asisten más de 4 mil estudiantes, poseen 30 aulas menos que las privadas.

Ver comentarios