Gerson Vargas/La República
Enviar

La Fundación Pro Zoológicos, que administra el Parque Bolívar, es insolvente, con pérdidas millonarias anuales y un fuerte crecimiento de la deuda, entre otros problemas, de acuerdo con los informes del Ministerio de Ambiente y Energía. Incluso, el Bolívar cada año cuenta con menos visitantes.

Los datos de la Fundación incluyen la operación del Centro de Conservación de Santa Ana; sin embargo, más del 90% del presupuesto se refiere al Parque Bolívar.

La Fundación, que administra ambos activos bajo un contrato con el Minae firmado en 1994, y cuya última extensión vencería en 2024, asegura que cuenta con la capacidad de seguir operando.



“Estamos bien, el parque se administra bien y tenemos mucha infraestructura nueva, vamos mejorando”, indicó Yolanda Matamoros, presidenta de la Fundación, en una nota publicada por LA REPÚBLICA el 24 de febrero pasado.

Sin embargo, los datos del Minae no apoyan este argumento.

En cuanto a las operaciones, las pérdidas de la Fundación en el periodo de los tres años finalizados el 30 de setiembre de 2016, sumaron ¢152 millones, mientras la deuda en ese lapso incrementó de ¢3 millones a ¢99 millones.

Las inversiones a corto plazo por su parte pasaron de ¢110 millones en 2013 a tan solo ¢11 millones a finales del año pasado.

Esto tipo de inversión es lo que un ente obtiene de sus utilidades, para contar con los fondos necesarios para hacer las compras de productos y servicios necesarios para sus actividades día a día.

Entretanto, la cantidad de visitas al Parque decrece a través de los años, al haber bajado de unas 68 mil en el periodo de octubre 2012 a marzo 2013, a apenas 47 mil en el mismo lapso del año siguiente.

No queda claro si el público costarricense pagaría las pérdidas de la Fundación, ya que el Ministerio de Recursos Naturales, Energía y Minas —predecesor del Minae— “se reserva el derecho de hacer aportes extraordinarios de recursos financieros, de acuerdo con (las) necesidades (de la Fundación)”, tal como dice la décima cláusula de la sección de Obligaciones del Contrato.

Sin embargo, no aparece otra fuente de recursos financieros que sufragaría la operación del zoológico.

Entre otras dudas que enfrenta el parque, está el decreto presidencial de febrero de 2016, donde el presidente Luis Guillermo Solís anunció la prohibición de los zoológicos, lo que supondrá el cierre del Bolívar, así como el Centro de Conservación de Santa Ana, al vencer el contrato actual.

 


FINANZAS A LA DERIVA


La Fundación Pro Zoológicos, que administra el Parque Bolívar bajo un contrato con el Ministerio de Ambiente y Energía, es insolvente, mientras el interés del público en visitar el lugar está decreciendo, de acuerdo con los datos del Minae.


PÉRDIDAS ANUALES


La Fundación ha perdido un total de ¢152 millones en los últimos tres años.

  Pérdidas
2014 ¢32 millones
2015 ¢76 millones
2016 ¢44 millones

 

 


DEUDA CRECIENTE


La deuda de la Fundación incrementó 33 veces desde 2013.

  Deuda
2013 ¢3 millones
2016 ¢99 millones

 

 


INVERSIONES DESAPARECIDAS


Casi inexistentes, las inversiones a corto plazo, definidas como los fondos necesarios para financiar las actividades día a día.

  Inversiones
2013 ¢110 millones
2016 ¢11 millones

 

 


POPULARIDAD DECRECIENTE


La asistencia al Parque Bolívar decreció en un 30% en el lapso de dos años (el periodo medido en cada caso es de octubre a marzo).

Periodo Visitantes
2012 – 2013 67.648
2014 – 2015 47.197

 

 


GRAN POTENCIAL


El Parque Bolívar generaría unos $100 millones de nuevos ingresos turísticos al año, al transformarse en un jardín botánico de primera calidad, con otros atractivos desde miniferias hasta restaurantes y tiendas artesanales.
Se trataría de que el 10% de los 2 millones de visitantes que llegan a San José cada año, permanezca dos días adicionales en la capital, gastando en promedio $200 al día por persona.
Dada su ubicación, el Bolívar daría un valor agregado a los colindantes barrios de California, Dent y Escalante, que en los últimos años han recibido importantes inversiones de recreo.
El Parque además está a la par de otros potenciales activos, como la Antigua Aduana, la Estación al Atlántico, el Parque Nacional y la antigua Fábrica Nacional de Licores.

 

Ver comentarios