Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Welcome Mr. Vicepresident

Nuria Marín [email protected] | Lunes 30 marzo, 2009


Creciendo [email protected]
Welcome Mr. Vicepresident

Nuria Marín

Conocí a Joe Biden a través de las emotivas descripciones de su orgullosa hermana, Valerie Biden Owens. Valerie, quien visitó Costa Rica hace algunos años, es el álter ego y confidente política (jefe en sus campañas) del hoy Vicepresidente de Estados Unidos.
Joe Biden cuenta con una larga trayectoria en política internacional. Antiguo miembro y ex presidente del Comité de Relaciones Exterior del Senado tuvo un rol fundamental en temas como las guerras en los Balcanes y en el Golfo Pérsico. Desde el Comité Judicial del Senado conoció de cerca temas relevantes para América Latina, entre otros, la lucha contra las drogas, la defensa de los derechos humanos, el combate al crimen, política migratoria, combate de terrorismo y la seguridad internacional.
La visita de Biden (desde Chile) forma parte de un esfuerzo orquestado por la administración Obama por aprovechar la V Cumbre de las Américas para dar un cambio de giro en las relaciones con América Latina que incluye, contactos con los jefes de Estado Felipe Calderón, Lula y Cristina Fernández, y visitas de la secretaria de estado Clinton a México y la de Shannon a El Salvador.
La visita de Biden a Costa Rica es a la vez mensaje y oportunidad. Nuestro país puede recuperar su histórico liderazgo, convertirse en un aliado estratégico de Estados Unidos, y ser protagonistas en la región
Nuestra centenaria democracia e índices de desarrollo humano nos permiten apoyar países que si bien han avanzado en los procesos democráticos, enfrentan debilidades institucionales y estructurales, condición que les ha restado capacidad de mejorar sustancialmente la vida de los ciudadanos. Hay que evitar que esta coyuntura sea aprovechada por líderes populistas o del crimen organizado.
Nuestro compromiso con el ambiente nos convierte en una voz privilegiada para ayudar a enfrentar la dependencia a la energía fósil, cambio climático y necesidad de fuentes alternativas que no disminuyan la oferta de alimentos. En Costa Rica contamos con capacidades en investigación e innovación exitosas como Corbana, Laica o el INBio.
A nivel regional podemos apoyar en un nuevo enfoque de combate del narcotráfico que considere el problema desde la oferta hasta la demanda, de la producción al trasiego, que considere el lavado, crimen organizado, y el terrorismo. En el siglo XXI, es claro que la seguridad internacional tiene una nueva dimensión global en la que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad.
El rostro humano de la crisis significa pérdida de empleos, menos remesas, incremento en la pobreza, menores oportunidades y mayor presión en temas como la inmigración y la seguridad ciudadana. Debemos maximizar las oportunidades que nos ofrece el Cafta-RD y rechazar toda iniciativa proteccionista.
Los viejos y nuevos desafíos brindan la perfecta oportunidad para que América Latina y Estados Unidos construyan una nueva relación basada en la cooperación, el respeto y la responsabilidad compartida. En esta coyuntura, Costa Rica tiene mucho que aportar.