Warriors golpean primero
Harrison Barnes de los Warriors buscó sacar del fortín a Zack Randolph que lejos de su zona de confort pierde poder defensivo. JOE MURPHY-AFP/LA REPUBLICA
Enviar

Warriors golpean primero

Golden State mejoró su récord a 42-2 en casa y mantiene favoritismo por el título

La historia se repite, el Coyote no logró atrapar al Correcaminos y quedó tendido en la vía. Los Warriors de Golden State aceleraron a más no poder y dejaron tirados en el camino a los Grizzlies de Memphis al vencerlos en Oakland 101-86 en el primer partido de las Semifinales de la Conferencia Oeste.
Por eso si estás en la carretera y oyes un ¡bip-bip!, ten la seguridad de que se trata de Stephen Curry y compañía.


Los Warriors son una franquicia con fama de juego ofensivo y alegre, una fama a la que hacen honor: solo los Clippers han tenido un mejor ataque esta temporada.
Por ende, la clave para detener a Golden State yacía en disminuir la cantidad de sus posesiones pero como era de esperar, los francotiradores vestidos de blanco y dorado atinaron con mejor pulso que un cirujano.
Los Grizzlies, distinguidos por su gran defensa, la cuarta mejor de la NBA, cayeron en el juego de su rival; el de muchas posesiones y rompimientos a máxima velocidad.
Los “Splash Brothers” (Curry-Thompson) terminaron con 40 puntos y llegaron a 21 victorias al hilo en el Oracle Arena.
Para los de Memphis, las mejores cifras las aportaron Marc Gasol con 21 puntos y 9 rebotes mientras que Zack Randolph terminó con 20 unidades y misma cantidad de rebotes que su compañero.
La grandeza no es cuestión de altura. La mejor ofensiva de la NBA desboronó sin timidez y sin tapujos a un muy físico equipo de Memphis.
Por su parte, los Wizards de Washington y los Hawks de Atlanta abrieron el telón de la segunda ronda de los playoffs por el Este.
Bradley Beal regresó a la cancha después de una torcedura de tobillo. Salió con un dolor agonizante y con lágrimas en sus mejillas pero regresó como un verdadero guerrero y anotó 28 puntos.
Con esto los capitalinos permanecieron invictos en la postemporada al vencer 104-98 a los Hawks en Atlanta.
Beneficiados por una semana de descanso desde su barrida a Toronto en la primera ronda, los Wizards abrumaron a los Hawks en el último cuarto.
El mejor entrenador de la temporada, Mike Budenholzer, sabía que debía hacer bailar el balón por el perímetro, sus jóvenes muchachos aguantan 48 minutos de alta intensidad pero no contaba con que sus pupilos se derrumbaran en efectividad.
El primer cuarto lo iniciaron con un 60% de efectividad en tiros de campo, demoledores, sin embargo se derrumbaron y terminaron el último periodo en 20% de certeza.
Los Wizards no llegan a la final de su conferencia desde 1979, mientras que los Hawks no lo hacen desde... bueno, en realidad ellos nunca han alcanzado esa instancia de la postemporada en la Conferencia Este y la última vez que lo hicieron fue como miembros de la vieja División Oeste en 1970. Esta es la gran oportunidad para ambos quintetos.


Walter Herrera
[email protected]

 


Ver comentarios