Warriors empacaron la escoba
El poderío ofensivo de LeBron James no será suficiente para controlar al mejor conjunto del mundo. NBA/La República
Enviar

Pese a los 39 puntos de LeBron James, y una magistral noche, casi irrepetible de Kyrie Irving, los Cavaliers no pudieron con los Warriors que se colocaron 3-0 en la serie y a un partido de coronarse campeones en la NBA.

La mejor versión de los Cavs no pudo contra unos Warriors que renacen de las cenizas cuando todo está en su contra. En estos escenarios no es el juego en conjunto ni las tácticas del banquillo que dictan sentencia, sino esos elementos individuales que son capaces de cambiarle el rumbo a la historia.

En el último cuarto una mala ofensiva de Cleveland con apresurados tiros de tres los condenaron. Pero no importa cuánto hagan mientras enfrente tengan al mejor equipo del mundo que conecta cerebro y cuerpo como nadie para crear las mejores jugadas.

Los de la Bahía derrotaron de visita 118-113 a los Cavs y se preparan para jugar este viernes, nuevamente en el Quicken Loans Arena para sellar la final.

Tres partidos, tres homicidios, los californianos no pierden desde hace unos dos meses y llevan un inmaculado récord de 15-0 en playoffs, algo que ninguno había hecho antes en la historia de la NBA, incluyendo a la NHL y la MLB.

¿Será el jaque mate al rey LeBron?

Quizá al campeón le quede el suficiente orgullo, veremos si la suficiente gasolina, y tal vez los Warriors jueguen con su descomunal ventaja (un 3-0 que jamás se ha remontado) en el subconsciente.

No parece probable: el año pasado aprendieron a palos que cuanto más se alarga una serie, más cosas malas pueden pasar. Tampoco parece probable que los Cavaliers recojan sus pedazos, recuperen el aliento, se venden las heridas, cicatricen el espíritu y compitan 48 horas después de ese juego tres. Al final del encuentro los de casa caminaron su ofensiva, el desgaste y agotamiento era claro, dejaron el alma en la duela y esto les podría cobrar factura.

Pero su rival en estas finales es una tortura, una bestia descomunal, casi inmortal en una serie a tantos partidos, para algunos quizá un reto a la cordura, sediento de victoria y de recuperar lo que el año pasado dejaron ir de una manera tan dolorosa.

Y concuerdo con la descripción tan gráfica que da el analista y periodista español Juanma Rubio cuando dice que los Warriors “son un supervillano perfecto, una máquina hecha de kryptonita y adamantium. Fuego y hielo, libros de poesía en las estanterías y golpes sucios en los callejones”.

Hoy los Warriors alistan la aspiradora y todos los utensilios de limpieza porque en Cleveland podrían barrer, no, más bien ¡destruir! la serie y los playoffs de la NBA. Esta vez sí: así pierde un campeón.

 

Resultados en la final

Juego 1
Warriors 113- Cavaliers 91

Juego 2
Warriors 132-Cavaliers 113

Juego 3
Cleveland 113-Warriors 118

Juego 4- Hoy, Golden State en Cleveland, 7 p.m.

*Juego 5-Lunes 12 de junio, Cleveland en Golden State, 7 p.m.
*Juego 6-Jueves 15 de junio, Golden State en Cleveland, 7 p.m.
*Juego 7-Domingo 18 de junio, Cleveland en Golden State, 6 p.m.


* En caso de ser necesario
Hora CR, Transmisión ESPN
 

 


Ver comentarios