Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Nueva Constitución es vital para el desarrollo del país, según empresario

Wálter Coto: “Utilidades de instituciones deberían repartirse entre costarricenses”

Presidente que no haga bien su trabajo, no podría continuar en el cargo

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 07 diciembre, 2018

Coto
" El Presidente que no dé la talla, o que participó en un acto de corrupción, debe irse para la casa, igual que los legisladores", según Coto. Esteban Monge/la República


Si Costa Rica no se organiza de una forma diferente, no saldrá adelante, según Wálter Coto, proponente de una nueva Constitución Política.

“Organizar el país de manera diferente” es el título de su libro, en el que propone la revocatoria del mandato del presidente y de los diputados, la reelección continua por un periodo y el cierre de instituciones, entre otras ideas.

Coto, quien fue precandidato y diputado del PLN, también propone acabar con el centralismo y potenciar las zonas rurales.

¿Qué le motiva a discutir una nueva Constitución?

Estoy verdaderamente convencido de que Costa Rica no saldrá adelante si no se organiza de una manera diferente.

Se requieren una nueva organización del Estado, una nueva gestión, mayor fiscalización y rendición de cuentas con consecuencias políticas, además de adecuar la Carta Magna a los tiempos modernos.

¿En esa nueva organización, plantea usted la necesidad de limitar el número de instituciones?

Cada gobierno ha venido creando más y más instituciones a tal punto que hoy tenemos 335.

En ese sentido, el Estado podría cobrar más impuestos sin duda, pero nunca le van a alcanzar para mantener el aparato estatal y lo peor de todo, es que cada gobierno aumenta la burocracia.

Esta situación es una locura, Panamá tiene la mitad de instituciones y Francia, con 66 millones de habitantes, tiene menos burocracia.

Esta situación hay que corregirla, y no por medio del Congreso, sino con una asamblea nacional constituyente, que defina cuáles y cuántas instituciones deben mantenerse. El resto deben cerrarse.

Lea más: La transparencia y el manejo del poder

Usted propone que los costarricenses reciban dividendos de las instituciones públicas financieras, ¿podría explicarnos un poco más?

Desde que un costarricense nace, se le dice que los bancos del Estado, el INS y el ICE, por nombrarle algunas instituciones, son de los ciudadanos, pero eso no nos beneficia en nada.

Ahora bien, si usted suma las utilidades de esas dependencias estatales, se logra una suma superior a los $1 mil millones solo en el caso del INS, entonces yo me pregunto, ¿por qué no coger un 60% de las utilidades netas y distribuirlas entre los costarricenses mayores de 18 años en el mes de noviembre de cada año?

De esta forma, no solo el ciudadano estaría contento, sino que defendería esas instituciones a muerte y velaría por que trabajen bien.

El restante 40% se utilizaría en reinversión o reserva.

En el libro usted habla de un “mesetismo”, ¿a qué se refiere?

El país está organizado de una manera centralista y verticalista.

Pienso que es hora de descentralizar el poder y cambiar el desarrollo del paradigma nacional, para que las zonas rurales sean el motor de ese cambio. Pienso que también se podría crear un par de provincias más.

¿Debemos mantener el régimen presidencialista o migrar a un sistema parlamentario?

Hay que migrar al parlamentarismo en virtud del multipartidismo en el Congreso.

¿Incluyendo la revocatoria de mandato del Presidente y de los diputados?

Sin duda. Se han gastado millones de colones en una trocha, en proyectos fallidos del ICE y otros, y nada pasa.

Si incluimos la responsabilidad política en la Constitución, los gobiernos culpables de los fracasos, se irían para la casa.

El Presidente y los diputados deben ser responsables. El Presidente que no dé la talla, o que participó en un acto de corrupción, debe irse para la casa, igual que los legisladores.

En el plano fiscal, ¿qué se propone?

Tenemos que reducir a un mínimo los impuestos, pero eso sí, cobrar efectivamente los que se mantengan.

Los países más desarrollados del mundo no tienen tanta carga tributaria, lo cual hace al país más caro y poco atractivo.

Si tenemos menos impuestos, se pueden cobrar mejor.

Hay que reorganizar el sistema fiscal.

Lea más: Jueces piden a Carlos Alvarado respetar independencia de poderes

¿Cómo despolitizar la elección de los magistrados?

Tiene que realizarse un concurso público fuera de la Asamblea, algo similar a lo que sucede cuando se licita una obra, en donde se designa a quien obtiene un mayor puntaje.

Estos nombramientos hay que despolitizarlos sin duda.

¿Por qué ha costado tanto impulsar una asamblea constituyente?

La clase política es mediocre, no estudia y no tiene visión, ese problema lo arrastramos desde hace muchos años. No hay pensadores en la política costarricense, no hay visionarios.

Por otra parte, hay una incapacidad política extendida para unirnos en torno a una idea. Mucha de la dirigencia es egoísta.

¿Y un referendo?

Como ciudadano formo parte de un esfuerzo para realizar una consulta popular.

En estos momentos, el Tribunal Supremo de Elecciones asumió para estudio la propuesta; sin embargo, está pendiente un recurso ante la Sala IV.

En caso de que sea favorable, el referendo se realizaría y los diputados constituyentes tendrían 15 meses para crear la nueva Constitución Política.

La idea es resolver los problemas estructurales del país.






NOTAS RELACIONADAS


Vladimir de la Cruz en uno de las rampas de casa presidencial.

Crisis en Corte revive idea de una nueva Constitución

Martes 24 julio, 2018

La crisis que afecta a la Corte Suprema de Justicia sería aprovechada de forma positiva, en la re...