Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Vuela, vuela

Claudia Barrionuevo [email protected] | Lunes 20 mayo, 2013


Vuela, vuela

No sé si la Presidenta fue invitada a la boda de William y Kate en Londres. En todo caso no asistió. No sé si por falta de sombrero o por ausencia de transporte. Sí fue tomada en cuenta para el matrimonio del hijo de don Luis Liberman en Lima. El protocolo no exigía cubrirse la cabeza. El sentido común recomendaba que le cubrieran las espaldas. Un avión privado volvía a estar a su disposición. La seguridad de Zapote volvía a brillar por su ausencia.
“Vuela, vuela, no te hace falta equipaje” (Magneto, 1991)
Equipaje. Como creadora de historias, especulo, invento relatos que nada tienen que ver con la realidad: si un personaje mafioso quiere transportar algún producto ilícito (drogas, dinero mal habido, no sé), ¿qué tal si se acarrea en un avión que no será revisado ni a la partida ni a la llegada, debido a la relevancia política de sus pasajeros? Ellos, por supuesto, ignoran el “equipaje” que los acompaña. Lo más evidente es lo más oculto. Vuelvo a aclarar: ficción.
“Vuela, vuela, nadie controla tu imagen” (de nuevo Magneto)
Imagen. ¿Quién cuida la seguridad de doña Laura, su integridad, su imagen? A la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) le sobra la I del medio y a la S final le antecede el prefijo In. La señora podría haber sido secuestrada, asesinada, extorsionada, solo porque sus colaboradores pidieron un aventón… ¡para asistir al matrimonio del hijo de un amigo!
La relación bodas y gobierno costarricense tuvo un punto climático de ridiculez cuando el presidente Miguel Ángel Rodríguez salió del país para ofrecerle, como regalo de bodas, a su vice, doña Astrid Fischel, el puesto de Presidenta en ejercicio. Así la dama contrajo matrimonio enfundada en la banda presidencial. ¿El glamour o la falta del mismo? O extrañas fantasías para el contrayente… “¡Luna de miel con una presidenta! ¡Mmm!” Extraña imagen.
“Vuela, vuela, verás que todo es posible”
Posible. ¿Cómo quedamos los costarricenses ante la prensa internacional? No tenemos un “narco-gobierno”. No todavía. Los mafiosos son desalmados, manipuladores, astutos, brillantes. ¿Entonces? ¿Somos naifs? Forma poética de decir que somos inocentes o (en palabras de mi padre), boludos.
Todo es posible. Nadie averiguó quién era el generoso filántropo que prestaba su avión. A caballo regalado no se le miran los dientes. ¡Y a dadivoso empresario no se le revisa la hoja de delincuencia!  A pesar que la Fiscalía  investigaba  a Gabriel Morales Fallán desde 2011, el decapitado Boraschi no le preguntó nada a nadie.
El héroe nacional Rolando Fonseca, transformado en destacado empresario, capaz de adquirir una bella mansión en el mismo lujoso condominio donde vivía Eliseo Vargas antes de caer en desgracia, es el asesor de la empresa THX Energy. Toda empresa petrolera necesita un futbolista de altura. Y todo residencial elegante requiere vecinos “distinguidos” como los recién mencionados o el nacionalizado Morales Fallán que también posee una casita allí. 
“Vuela, vuela, despierta tu mente” 
Despertemos. Todos. Los naifs, los inocentes, los boludos, así en el cielo como en la tierra. ¿El Partido Liberación Nacional otra vez? ¿Vamos a seguir en las mismas?
¡Que aparezca alguien que nos libre de tanta mediocridad!


Claudia Barrionuevo

[email protected]