Videojuegos financiarían educación universitaria  de costarricenses
Enviar

Los padres de familia costarricenses deberían examinar la realidad de los videojuegos deportivos y utilizarlos como una manera para generar ingresos e inclusive financiar una carrera universitaria.

Este es el mensaje que envió Paul Villegas, un costarricense que se dedica profesionalmente como entrenador y competidor en importantes torneos de League of Legends en eSports (deportes electrónicos).

“Hoy en día hay jugadores en Latinoamérica ganando ¢5 millones por torneo. Eso sin contar bonos, premios y demás beneficios de patrocinadores. Los padres de familia podrían ver a los videojuegos como una oportunidad de vida”, dijo Villegas en conversaciones con ACCIÓN.

Las universidades públicas reciben cada año, en conjunto, más de cinco solicitudes de admisión por cada cupo disponible para nuevos estudiantes; parte de la demanda insatisfecha está siendo suplida por el sector privado, según el sexto informe del Estado de la Nación.

En 2016, solo la mitad de los jóvenes de 18 a 24 años había completado la secundaria y de aquellos que lo habían hecho, alrededor de una tercera parte no continuó con los estudios superiores.

En algunos casos, la incapacidad de pagar los altos costos de una carrera en una universidad privada obligó a los jóvenes a buscar maneras de obtener ganancias.

“Hay varios jugadores que a la fecha llevan tres o cuatro torneos, a ¢5 millones por torneo. Estos muchachos ganan eso en tres meses. Obviamente deben tener un nivel alto en el juego para poder competir en las grandes ligas pero de que se puede, se puede”, añadió Villegas.

Para el entrenador costarricense, el apoyo de la empresa privada, así como de los padres de familia para que permitan a sus hijos desarrollar estas capacidades hará crecer la disciplina que movió unos $1.500 millones en 2017, casi el doble que en 2016, cuando produjo $900 millones, según la compañía de análisis, SuperData.

Del total de ingresos este año, el 50% provino de inversores, mientras que el 35% llegó por patrocinio y publicidad.

“Con un torneo que jueguen, las ganancias pagarían una carrera universitaria”, enfatizó el jugador nacional.

Los torneos profesionales de videojuegos son vistos por unos 350 millones de personas alrededor del mundo y se espera que esa cifra llegue a 500 millones para finales de 2019.

A la “U” con el joystick

ACCIÓN conversó con Pablo Valls, CEO de la primera universidad a nivel mundial de eSports, para conocer los detalles de este ente digital.

“El curso va orientado a un público que no es profesional, el objetivo es que logren ser profesionales y darles las herramientas para serlo, pero no solo a nivel de juego. Gestionamos la presión, analizamos partidas en derrotas y victorias. Contamos con profesionales en psicología deportiva que se encargan de trabajar el aspecto mental y manejar los focos de atención”, comentó Valls, quien también es campeón español de eSports.

Si bien su mercado meta se encuentra en Norteamérica y Asia, los costarricenses que deseen matricular y ser parte de las clases pueden hacerlo.

“Matricular es muy sencillo, todo lo hacemos a través de nuestra página web, es como comprar un boleto de cine y luego pagas. Las clases son en español y se puede pagar con paypal o tarjeta de crédito, basta con llenar un formulario y listo”, añadió Valls.

Para acceder al programa, deberá ingresar al sitio www.playeek.com y seleccionar el curso.


Ver comentarios