“Un videojugador puede ganar hasta $7 mil en un torneo”
“Nunca pensé que pudiera vivir de algo como esto porque cuando empecé esto no estaba tan desarrollado y yo seguí con el equipo porque nací con él”, dijo Paul Venegas, entrenador de Infinity Esports. Esteban Monge/La República
Enviar

Infinity Esports nació en 2009 de un grupo de amigos que jugaban videojuegos en conjunto, y tras ocho años ha logrado convertirse en el único equipo de Costa Rica en el torneo de la Liga Latinoamericana Norte de League of Legends.

Luego de la salida de varios integrantes para cumplir obligaciones académicas, laborales y personales, Paul Venegas se quedó con la iniciativa y decidió migrar hacia otro juego que le diera mayor alcance, en este caso el género MOBA (Multiplayer Online Battle Arena, por sus siglas en inglés).



Venegas mezcla su carrera profesional de marketing digital y social media con las obligaciones como entrenador de un equipo conformado por jugadores de México, Argentina, España y Colombia.

LA REPÚBLICA conversó con el dirigente tico sobre su trayectoria, así como los retos superados cada vez que deben participar en un torneo.

¿Cómo pasó de ser jugador a ser entrenador del equipo en el que inició?
Soy uno de los jugadores más viejos, pero varios empezaron a salirse porque ya no tenían tiempo para entrenar y por atender obligaciones.

En 2009 jugábamos videojuegos de disparos, pero por la temática fueron creciendo los estereotipos y se fue perdiendo fuerza, por eso decidí darle otro norte y buscar un juego que tiene más apoyo como League of Legends.

¿Cómo logró llevar el equipo a la Liga Latinoamericana Norte de League of Legends?
Empecé a buscar un equipo sólido y los primeros torneos dieron buenos resultados que nos llevaron a las etapas clasificatorias, en las primeras partidas no nos fue muy bien, pero luego empezaron a entenderse y a jugar mejor. Logramos el primer lugar y clasificamos de primeros al torneo que estamos disputando en México.

¿Qué cambios tuvo que realizar para empezar la participación en la liga?
La empresa que hizo el videojuego exige que los equipos se presenten físicamente en los estudios para disputar las partidas, ahí me di cuenta que debía alquilar una casa en México y equiparla con lo necesario durante los cuatro meses que compiten y crear una sociedad anónima porque el equipo funciona como un equipo de fútbol que debe facturar, pagar impuestos, contratos y traspasos de videojugadores.

¿Qué hace el equipo cuando está concentrado en la competencia?
El torneo dura cuatro meses y jugamos dos veces por semana, en ese tiempo viven cinco jugadores, el entrenador, un analista, un suplente y un manager.

Los jugadores se concentran en la casa equipada con computadoras, pantallas y 200 megas de Internet para entrenar en conjunto. Además tenemos sesiones con un analista que observa los resúmenes de otros jugadores para encontrar cosas que ellos hacen e identificarlas en las partidas. Trabajamos la motivación y la convivencia con un psicólogo.

¿Cuáles resultados ha obtenido el equipo en esta competición?
El evento reúne a jugadores desde México hasta Perú y en la fase de grupos superamos al equipo Lyon Gaming y a los subcampeones de JoysToysHayoks.

¿Cuánto gana aproximadamente un jugador mientras está en estos torneos? ¿Se puede vivir de la industria del videojuego?
Un jugador gana alrededor de $7 mil por los cuatro meses de juego, estamos hablando de ¢4 millones aproximadamente que a veces se reduce porque se tienen que pagar faltas si se comenten en el torneo.

Nunca pensé que pudiera vivir de algo como esto porque cuando empecé esto no estaba tan desarrollado y seguí con el equipo porque nací con él, lo fundé y no quería que quedara en un grupo de amigos, sino que luché para que tuviera una huella en la industria y creo que ningún equipo creado en el país había llegado a las ligas, que es el sueño de muchos en la región.

Ver comentarios