Vía San José-San Ramón en peligro por escándalo del cemento
“Aunque la investigación en torno al banco no tienen relación alguna con el fideicomiso, sí tenemos que reconocer que el BCR está involucrado en ambos casos”, dijo Mauricio González, presidente del comité de infraestructura de la Cámara de la Construcción. Esteban Monge/La República
Enviar

El proyecto de la nueva carretera San José-San Ramón no arrancaría en lo que resta de la presente administración y peor aún, ni siquiera existe certeza de que el Banco de Costa Rica (BCR) se mantendrá apegado al fideicomiso hasta el final.

Los escándalos de supuesta corrupción que han afectado al caso del cemento y donde aparece la entidad bancaria, harían que la junta directiva sea más cauta, de acuerdo con exministros del MOPT, cámaras empresariales y candidatos presidenciales consultados por LA REPÚBLICA.

Esto, sin importar que los préstamos millonarios para el cemento chino y Coopelesca, que están bajo investigación política y de la fiscalía, no tienen relación alguna con el plan vial.

En el peor de los casos, el nuevo gobierno tendría que empezar de cero, ya sea porque no tiene confianza a las decisiones tomadas por la actual junta directiva, o porque el banco decidió hacerse a un lado por el riesgo que implica un fideicomiso para un proyecto vial, aseveró Randall Quirós, exministro del MOPT en el gobierno de Abel Pacheco.

Y es que conforme calienta la campaña política, la presión de los partidos, diputados y aspirantes presidenciales por denunciar —e incluso sobredimensionar— los supuestos actos indebidos en el BCR haría que tomar una decisión sobre el proyecto se convierta en una tarea imposible.

La suspicacia creció también por la separación temporal de Mario Barrenechea, gerente del BCR, y la renuncia la semana de Pedro Pablo Quirós, como coordinador del citado fideicomiso.

“La turbulencia alrededor de este caso –cemento chino y Coopelesca— podría requerir un endurecimiento de los controles en general, los que a la postre podría causar atrasos a todas luces inconvenientes”, dijo Antonio Álvarez Desanti, candidato por Liberación Nacional.

El fideicomiso para la carretera se encuentra varado desde julio, cuando el BCR propuso a la Contraloría asumir el control total de la obra sin supervisión del Conavi.

Esto generó la oposición del Gobierno, no solo porque el banco sigue sin definir detalles clave como el costo exacto, el número de tramos y las fuentes de financiamiento, sino también porque habría un posible conflicto de intereses, al cederle al banco las mejores condiciones de financiamiento para la carretera, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda.

Asimismo, no existe un estudio que justifique los honorarios que planteó el BCR por sus servicios.

Por la carretera de 55 kilómetros circulan unos 90 mil vehículos diariamente en los dos sentidos.

La carretera en cuestión había sido concesionada por el gobierno de Laura Chinchilla a la empresa brasileña OAS, no obstante, debido al costo de los peajes —estimado en más de ¢4 mil ida y vuelta—, hizo que diputados de oposición y dirigentes comunales se opusieran al plan, logrando que se rescindiera el contrato y pagara una indemnización de $28 millones a la compañía en cuestión.

Lo peor de todo es que a final de cuentas el costo del peaje sería igual o más caro bajo la figura del fideicomiso, según el propio MOPT.

 


Preocupados


La nueva carretera entre San José y San Ramón no iniciaría su construcción en esta administración, de acuerdo con exministros del MOPT, empresarios y políticos.

Randall Quirós

Exministro
MOPT

Hay un manejo político importante que se está dando en el BCR y creo sin duda alguna, que este gobierno ya terminó sin que se tome alguna decisión al respecto, ya que conforme se acerquen más las elecciones, más calculadas serán las decisiones. El hecho de que el gerente esté suspendido, no haya coordinador y la junta directiva esté cuestionada, son elementos que afectan el trámite de este importante proyecto vial.

Pedro Castro

Exministro
MOPT

Lamento decirle que de acuerdo con mi experiencia, el fideicomiso del BCR para la vía a San Ramón no va a avanzar más en esta administración, la pregunta correcta es cuántos gobiernos pasarán para que esa vía sea una realidad. Indudablemente lo que ha pasado en el BCR es un obstáculo insalvable desde mi punto de vista, lo cual es una injusticia para los vecinos de San Ramón, Naranjo, Palmares y otras comunidades que se iban a beneficiar. El BCR está en medio de un mar de dudas por los créditos otorgados a Coopelesca y a Juan Carlos Bolaños.

Antonio Álvarez

Candidato
Liberación Nacional

Hasta el momento no parece que el tema del cemento chino vaya a tener alguna incidencia en el proyecto San José-San Ramón; sin embargo, la turbulencia alrededor de este caso podría requerir un endurecimiento de los controles en general, los que a la postre podría causar atrasos. Hemos llegado al punto en que no podemos descartar ninguna alternativa. Me preocupa también que el BCR decida retirarse y tengamos que iniciar desde cero.

Juan Diego Castro

Candidato
Integración Nacional

Esperemos que la tragicomedia del cementazo no llegue a los niveles de frenar el desarrollo de esta vía. Sí existe el peligro de que esta administración termine sin que se tome una decisión sobre el fideicomiso. Lamentablemente se escogió el camino más largo y complicado. Teniendo en cuenta la incapacidad de este gobierno para tomar decisiones serias, vamos a continuar sin la carretera que necesita y merece el país.

Mauricio González

Presidente comité de infraestructura
Cámara de la Construcción

Aunque la investigación en torno al banco no tienen relación alguna con el fideicomiso, sí tenemos que reconocer que el BCR está involucrado en ambos casos. Preocupa que los cuestionamientos que en este momento está recibiendo el BCR, pueden ocasionar que la toma de decisiones se retrase por tener que atender otros asuntos. Un proyecto de tal magnitud, que tiene importantes atrasos, requiere la atención total de sus gestores.

Alonso Elizondo

Director ejecutivo
Cámara de Comercio

Esperamos que la carretera no sufra ningún atraso adicional por ningún motivo. El peligro siempre va a existir en el tanto no se dé la orden de inicio por parte del Gobierno. Sin embargo, esperamos que eso no suceda y que antes de que finalice esta administración arranque la construcción de la carretera. Consideramos que la construcción de una carretera tan importante, no debe demorarse más.


El proyecto


El proyecto se construiría por etapas.

I Etapa

Ampliación a tres carriles por sentido del tramo entre el Parque La Sabana y Circunvalación de 1,6 kilómetros

II Etapa

La segunda fase incluye la ampliación de dos a cuatro carriles, del tramo de 12,6 kilómetros entre el puente del cruce de la Circunvalación en La Uruca hasta el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría

III Etapa

El último tramo de 41 kilómetros va del Aeropuerto Juan Santamaría hasta San Ramón. En esta parte de la vía se ampliará de uno a dos carriles por sentido.


Detalle


Por la carretera a San Ramón circulan por lo menos 90 mil vehículos diariamente.


$473 millones

el costo del proyecto


90 mil

el número de vehículos que circulan diariamente por la carretera


55 kilómetros

la extensión de la vía


¢4 mil o ¢5 mil

el costo de los peajes que se estima


Fuente MOPT y Asamblea

 

Ver comentarios