Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Valencia cede segunda casilla

EFE | Lunes 20 octubre, 2014

El defensor del Valencia, Shkodran Mustafi (anaranjado), pelea el esférico con Ivan Cavaleiro. Miguel Riopa-AFP/La República


Valencia cede segunda casilla

El Sevilla se coloca detrás del Barcelona, que se cita con el Real Madrid

El Valencia perdió su condición de invicto en La Coruña ante un Deportivo que emergió para abandonar el farolillo rojo (3-0), y de pasó entregó la segunda plaza de la Liga al Sevilla, que venció en Elche (0-2), en tanto que el Atlético de Madrid, defensor del título, fue fiel a sí mismo para derrotar al Espanyol (2-0).

Nuno, entrenador valencianista, se enfrentaba a su último equipo en España como guardameta en activo y no le pudo ir peor. Cedió la primera derrota del curso y además lo hizo con dureza.
Un autogol de José Luis Gayá —el segundo de la semana tras el de la sub 21 ante Serbia en Cádiz— a los 36 minutos y un disparo cruzado de Lucas Pérez a los 43 sentenciaron el encuentro.
No tuvo el Valencia capacidad de reacción y el Deportivo, que acudía al choque más que necesitado, administró bien el resultado e incluso lo incrementó al final con una diana de José Verdú “Toché” (m.79).
El conjunto de Mestalla se queda a cinco puntos del Barcelona y cede la segunda plaza, ahora en poder del Sevilla, que hizo los deberes con una victoria en el Martínez Valero ante el Elche.
El colombiano Carlos Bacca, en posición de posible fuera de juego, desatascó el partido a los 60 minutos al remachar un rechace tras un lanzamiento de falta de Gerard Deulofeu, y lo sentenció el francés Kevin Gameiro, que volvía a jugar tras una larga ausencia por lesión.
El Real Madrid es ya tercero tras una nueva exhibición ofensiva, el sábado, en el campo del Levante (0-5), y recibirá pletórico al Barcelona el próximo sábado en un clásico que presenta de nuevo múltiples atractivos y de partida una ventaja de cuatro puntos para el equipo que dirige Luis Enrique Martínez.
El Atlético de Madrid, tras el tropiezo precisamente en Valencia, volvió del parón de las selecciones con un buen encuentro y un triunfo claro ante el Espanyol con sus mejores argumentos: seriedad atrás, trabajo y eficacia. Además, el juego aéreo volvió a funcionar y así llegaron los goles del portugués Tiago y de Mario Suárez.
El triunfo era indispensable para que el conjunto del argentino Diego Pablo Simeone siguiese la estela de sus rivales y demostró que el Vicente Calderón es un auténtico fortín inabordable para sus visitantes.
El Atlético de Madrid es quinto empatado con el Valencia, a cinco puntos del Barcelona, a dos del Sevilla y a uno del Real Madrid.

Madrid/EFE