Logo La República

Jueves, 26 de mayo de 2022



NACIONALES


Inversión de equipos de hasta $2 mil correrán por cuenta de concesionarios al concluir plan piloto

(Video) Usuarios de bus pagarían más caro su pasaje por implementación de pago electrónico

“Si estas nuevas tecnologías no promueven condiciones distintas para operar, las tarifas podrían llegar a montos ‘impagables’ para el usuario”, Silvia Bolaños, Cámara de Transportes.

Andrei Siles andreisiles.asesor@larepublica.net | Martes 03 mayo, 2022

silvia bolaños canatrans sistema pago electrónico buses aumentos metodología aresep
Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara de Transportes, aclaró que este sector no se opone a la modernización, pero sí urge un cambio en las condiciones operativas para el beneficio de los usuarios. Archivo/La República.


Tras implementarse el sistema de pago electrónico en buses, surge la interrogante: ¿quién asumirá los costos de la compra e instalación de los validadores (dispositivos donde se acerca la tarjeta de crédito o débito), y si esto representará un aumento en los pasajes en un plazo cercano?

Lea más: Jonathan Prendas propone investigar gasto de $6 millones en cobro electrónico para transporte público

Para Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes, serán los mismos usuarios quienes financiarán la ejecución de este proyecto, al destinar más dinero de su presupuesto para costear su pasaje de autobús, al momento de que concluya el plan piloto impulsado por el Banco Central.

Además, para que proyectos como este no impacten fuertemente el bolsillo de los costarricenses, Bolaños destaca la necesidad de que el Gobierno establezca acciones como mecanismos de financiamiento para los inversores.

“Tenemos que ser transparentes con la población en que cuando sea obligatorio para todas las rutas contar con sistema de pago electrónico, se tendrán que solicitar ajustes que cubran estas inversiones que, sumado a otros gastos operativos incluyendo los altos costos de los combustibles, podría encarecer muchísimo el costo de las tarifas”, consideró Bolaños.

Por su parte Daniel Fernández, director del Centro de Desarrollo de la Regulación de ARESEP, aceptó que ciertamente la implementación del sistema de pago electrónico en buses generará costos adicionales para los autobuseros.

No obstante, enfatizó que esta entidad analiza modificar la metodología vigente para estudiar las solicitudes de aumento dado que, “a la par de la inversión, los empresarios tendrán ahorros sustanciales al no contratar servicios de remesa para traslado de efectivo y otra serie de beneficios que compensarán los gastos”.

Sin subsidio

Costa Rica es el único país de América Latina que no cuenta con un programa de subsidios para financiar este tipo de tecnologías implementadas en transporte público, de acuerdo con la representante empresarial, quien agregó que han sido “insistentes” con las autoridades en torno a que se promueva un cambio en las condiciones.

Sobre este tema, Carlos Melagatti, director de Sistemas de Pago del Banco Central, reconoció que actualmente el país no garantiza una subvención en favor de los concesionarios para el costo que implica equipar sus unidades con estos sistemas electrónicos, por lo que la próxima administración debería tomarlo en cuenta para un mayor beneficio para el país.

Lea más: Autobuseros apoyan pago electrónico, pero se oponen a ley que los obligaría a implementarlo

“Es importante que el próximo Gobierno considere este tipo de incentivos. La construcción de nuevas carreteras es sumamente importante, pero también fomentar el uso de transporte público genera grandes beneficios y, particularmente, subvencionar a los autobuseros para que más rutas se integren a este plan representa un gran avance para el país”, comentó.


Más barato con tarjeta de crédito que prepago


Otra de las interrogantes es por qué el Gobierno prefirió las tarjetas de crédito y débito como medios de pago para el sistema implementado en buses y trenes, en vez de otras tecnologías como prepago.

Al respecto Carlos Melegatti, director de Sistemas de Pago del Banco Central de Costa Rica, justificó la decisión tomando en cuenta que el 80% de los costarricenses es tarjetahabiente del sistema bancario nacional.

Asimismo, argumentó que el costo de la implementación del servicio con este método resulta más económico para el país que la implementación de una red de proveedores de tarjetas prepago.


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.