Un juego con sabor a revancha
Neymar recuperado de su golpe en la espalda será el encargado de mover el conjunto brasileño hoy ante México. Vanderlei Almeida-AFP/La República
Enviar

Un juego con sabor a revancha

Brasil tiene en sus manos el futuro de José Manuel de la Torre en el banquillo mexicano

Brasil juega por la clasificación para las semifinales de la Copa Confederaciones y para resolver sus cuentas pendientes con México, una selección que está obligada a ganar para continuar viva en el torneo.

201306190009040.a44.jpg
El partido también brindará un interesante duelo entre dos figuras en boga: el brasileño Neymar, flamante fichaje del Barcelona, y el mexicano Javier “Chicharito” Hernández, delantero del Manchester United.
El equipo anfitrión, guiado por Neymar, debutó con victoria ante Japón (3-0) y podría pavimentar su camino a la siguiente fase si doblega al cuadro del seleccionador José Manuel de la Torre, que después de su derrota por 2-1 contra Italia no se puede permitir otro resbalón, por lo que se defenderá cual gato panza arriba.
La selección mexicana siempre es “una piedra en el zapato” de Brasil, en palabras del entrenador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, a quien le duelen las últimas derrotas de la Canarinha, aunque él no estuviera en el banquillo y fuera un mero hincha.
El “Tri” derrotó a Brasil por 2-0 en su último cruce, un amistoso jugado el año pasado en Estados Unidos y, lo que fue más doloroso, le ganó en la final de los Juegos Olímpicos de Londres por 2-1.
México contará con cinco campeones olímpicos y Brasil con seis jugadores que sufrieron en su propias carnes el varapalo de la final olímpica de Wembley.
Al margen del condimento emocional, el partido de la segunda jornada de la Copa Confederaciones será decisivo para ambos equipos, especialmente para México, que podría decir adiós a la competición.
Brasil últimamente tuvo dificultades cuando se enfrentó a equipos que saben cerrarse atrás y el propio Neymar, quien se siente más cómodo con espacios, suele disminuir su rendimiento.
En el otro juego Italia intentará conseguir una victoria que le garantice la clasificación a las semifinales antes del duelo con Brasil, frente a una selección de Japón que tiene la ventaja de contar con un entrenador italiano que conoce el juego de la “Azzurra” pero que está muy preocupada por Pirlo.
Tras la victoria por 2-1 que cosechó el domingo frente a México en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, Italia puede garantizar matemáticamente su acceso a las semifinales si vence en el Arena Pernambuco de la ciudad de Recife a Japón, que debutó con una derrota por 3-0 frente a Brasil.
Los dos equipos se han medido en dos oportunidades: en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 los europeos vencieron por 8-0, mientras que un amistoso disputado en 2001 terminó con empate.

Fortaleza, Brasil/EFE

Ver comentarios