Enviar
Lunes 26 Enero, 2009

Un hilo de esperanza con Barack Obama


Al asumir como el 44 presidente de Estados Unidos Barack Obama, se siente la esperanza de que este primer presidente negro de ascendencia africana va a propiciar un mundo más solidario y a luchar por la paz mundial. No debemos perder de vista algunos de los aspectos de la historia de Estados Unidos como las luchas que dio el presidente Abraham Lincoln por la abolición de la esclavitud de los negros y expresó: “Todos los hombres son iguales ante la Ley y ante Dios”, fue un presidente mártir, digno defensor de los derechos de los negros, y Martin Luther King que luchó contra la discriminación racial y por la igualdad de derechos entre negros y blancos en Estados Unidos y fue asesinado por sus ideas. Es importante recordar a estos dos grandes humanistas que aportaron mucho por la paz y la libertad y que serán un norte en el camino a seguir por Barack Obama. Es un presidente que tiene la inteligencia, capacidad y estudios para poder sacar a Estados Unidos de la crisis económica que atraviesa actualmente, y lo indicó en su discurso. “Debemos levantar a Estados Unidos y hacer una sociedad norteamericana más solidaria”. También expresó que “nuestra nación está en guerra, contra una extensa red de violencia y odio. Nuestra economía está muy debilitada, como consecuencia de la codicia e irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestro fracaso colectivo al no haber tomado decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era”.
Asimismo en su discurso de toma de posesión, Obama dijo que Estados Unidos debe elegir “la esperanza por encima del miedo, la unidad de propósito sobre el conflicto y la discordia” para superar la crisis económica.
Me parece que está tendiendo puentes importantes para la paz mundial al propiciar un diálogo con los musulmanes, mediante una nueva vía de ahora en adelante, basado en el interés mutuo y en el respeto mutuo.
En relación con la economía, señaló que Estados Unidos está en una seria crisis, que la economía está debilitada por la avaricia e irresponsabilidad de algunos, es claro que en el sector financiero ha existido un desmedido deseo de ganar dinero, y sin los controles adecuados que han sido algunos de los factores que han propiciado la crisis financiera mundial. Se da una esperanza al asumir la presidencia de Estados Unidos Barack Obama, y un nuevo camino de paz y menos pobreza nos espera si el mundo se vuelve más solidario.


Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo