UE evalúa represalias contra EE.UU. por más sanciones contra Rusia
Las posibles medidas de EE.UU. prohibirían que las empresas estadounidenses participaran en proyectos de energía que comprendieran compañías rusas. Bloomberg/La República
Enviar

La Unión Europea informó que estaría dispuesta a tomar represalias contra Estados Unidos si Washington impone nuevas sanciones a Rusia que afecten a las empresas de energía con sede en la UE, con lo que se corre el riesgo de una mayor división transatlántica por políticas económicas y de seguridad.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, hizo la amenaza en momentos en que los legisladores estadounidenses se preparan para dar luz verde esta semana a sanciones económicas contra Rusia por su intromisión en las elecciones presidenciales de EE.UU. del año pasado. Las posibles medidas de EE.UU. prohibirían que las empresas estadounidenses participaran en proyectos de energía que comprendieran compañías rusas, incluidos los proyectos fuera de Rusia.

“La UE siempre está preparada para responder de forma adecuada y rápida en caso de ser necesario, no voy a especular sobre represalia alguna”, dijo a la prensa en Bruselas Margaritis Schinas, el principal vocero de la comisión.

Las más recientes tensiones transatlánticas siguen a marcados desacuerdos en relación con la agenda “EE.UU. primero” del presidente Donald Trump, comprendidas su posición opuesta al comercio, la retirada de un tratado internacional para la lucha contra el cambio climático y su crítica a los países europeos por no gastar más en defensa.

Los nuevos roces también contrastan con la estrecha cooperación entre la UE y el presidente estadounidense Barack Obama en relación con las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto de Ucrania.

La comisión, que preside Jean-Claude Juncker, refleja las preocupaciones que expresó la canciller alemana Angela Merkel, cuyo vocero dijo en junio que el plan del Congreso de EE.UU. respecto de la extensión de las sanciones contra Rusia planteaba una amenaza a los intereses económicos europeos. Una víctima podría ser el plan de ducto de gas natural Nord Stream 2, de $10 mil millones, un proyecto que en cierta medida competiría con las exportaciones estadounidenses de gas natural licuado a Europa.

Schinas  señalo que está en juego el suministro de suficiente energía para la UE y que la comisión realiza una ofensiva diplomática para limitar el impacto de toda medida de EE.UU. sobre el bloque, al tiempo que expresó la “esperanza” de que no sean necesarias medidas europeas. “Activamos todos los canales diplomáticos para abordar estas preocupaciones, derivadas de esas medidas de EE.UU. con nuestros pares estadounidenses”, dijo.

Ver comentarios