Turismo rural presenta oportunidad para pymes
“Las organizaciones seguimos avanzando y diversificando para lograr la sostenibilidad, además la cooperación internacional sigue siendo fundamental en el desarrollo del turismo en las comunidades”, dijo Cinthya Quirós, directora ejecutiva de la Asociación Costarricense de Turismo Rural Comunitario. Gerson Vargas/La República
Enviar

Aprovechar la naturaleza, el quehacer de una comunidad y lograr una mayor promoción de su negocio, es la oportunidad que tienen más de 200 pymes dentro del sector de Turismo Rural Comunitario (TRC).

Este auge va de la mano con el aumento en el gusto de los extranjeros por las actividades comunitarias y rurales, e inclusive la mayor visitación de estudiantes universitarios y voluntarios de organizaciones foráneas.
A finales de 2015 la cantidad de extranjeros que llegó al país para realizar actividades turísticas culturales o rurales representó un 18,6% del total de visitantes, es decir casi 485 mil visitantes optaron por tours a zonas alejadas del país.
Mientras que entre 2011 y 2014 la cifra llegó a un 11,8% según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).
Entre las actividades del turismo rural destacan agricultura orgánica, caminatas, albergues ecológicos, gastronomía, mascaradas, puentes colgantes, cabalgatas, procesos de café, visitas a territorios indígenas, cataratas, convivencia con cultura campesina y afrodescendiente.
“La oferta turística, al igual que los atractivos turísticos, está ampliamente distribuida por todo el país, por lo que no hay regiones que puedan destacarse sobre otras; el turismo rural es un producto que puede ofertarse casi en todo el país”, comentó Rodolfo Lizano, director de Planeamiento y Desarrollo del ICT.


El modelo de negocio que predomina es el de las empresas familiares o grupos de emprendedores que buscan brindar experiencias al turista dentro de la comunidad, factor cultural y que sean ambientalmente sostenibles.
Algunas de las empresas dentro del TRC alcanzan cifras de ventas cercanas a $750 mil anualmente.
En el país existen más de 80 agencias de viajes rurales o “tour-operadores” que ofrecen productos de TRC, las cuales se encargan de colocar paquetes para extranjeros y se alían con los pequeños negocios para darlos a conocer.
“Desde nuestra tour-operadora vendemos $750 mil anuales en TRC y somos pequeños, también hay otras que venden directo y con otras agencias, pero el gran reto siempre será que las organizaciones reporten con exactitud sus ingresos para unificar información”, dijo Cinthya Quirós, directora ejecutiva de la Asociación Costarricense de Turismo Rural Comunitario.
Cerca de 200 pymes que se dedican a TRC en distintos puntos del país, se inscribieron para obtener su declaratoria turística al cierre de 2016.
Esta cifra viene en aumento, ya que hace cinco años solo había 21 empresas certificadas por el ICT para ofertar turismo rural comunitario de manera oficial, es decir, se han certificado unas 40 pymes en promedio cada año desde 2011.

Detalles de la declaratoria

El ICT insta a las empresas a que obtengan su certificación para obtener beneficios como asesoría y presencia en ferias. Estos son los requisitos para obtenerla:

• Solicitud formal de declaratoria turística
• Certificación notarial o registral de personería jurídica
• Certificado de carencia de antecedentes penales (propietario)
• Certificación notarial o registral del inmueble y copia certificada del plano catastrado: (para empresas de hospedaje y actividades turísticas temáticas )
• Tres cartas de relaciones comerciales suscritas por empresas turísticas nacionales (para agencias de viajes)

Fuente: ICT

Ver comentarios