Trump vence a Clinton entre la población blanca menos educada
En la medición de los dos contrincantes, Trump cuenta con el respaldo del 55% de los blancos con no más de 12 años de estudios, en comparación con el 33% que apoya a Clinton.
Enviar

Donald Trump está decididamente ganando entre los votantes blancos que solo estudiaron hasta la secundaria, pero su falta de popularidad con las minorías le ha dado a Hillary Clinton una ventaja estrecha en general entre los votantes menos educados de Estados Unidos.

Estos hallazgos que surgen de la última encuesta online realizada por Purple Slice para Bloomberg Politics ponen de manifiesto dos de las más grandes fracturas demográficas en la carrera presidencial de este año: el nivel educativo y la cuestión racial.
En la medición de los dos contrincantes, Trump cuenta con el respaldo del 55% de los blancos con no más de 12 años de estudios, en comparación con el 33% que apoya a Clinton.
Sin embargo, entre todos los posibles votantes que no han asistido a la universidad —un grupo que en 2012 representó al 24% del electorado— Clinton supera a Trump por 47% contra 42%, respectivamente, teniendo en cuenta solo a estos dos candidatos. Ella cuenta con el apoyo del 83% de los votantes no-blancos, no-universitarios, frente al 10% que apoya a Trump.
Aunque a Trump le está yendo bien entre los votantes blancos sin título universitario, no le va tan bien como al republicano Mitt Romney hace cuatro años frente a Barack Obama. Romney tenía una ventaja de 26 puntos en este grupo, de acuerdo con el sondeo a boca de urna, cuatro puntos más que el porcentaje indicado para Trump en esta encuesta.
Por su parte, Clinton está casi pareja con la posición final de Obama en relación con los votantes no-universitarios en general.
Uno de los principales problemas con que se enfrenta Trump es que le va mal —mucho peor que la posición final de Romney en el 2012—- entre los votantes con educación universitaria a quienes necesita para ganar las elecciones.
“El apoyo a Trump entre los votantes blancos dentro de este grupo es bastante sólido”, dijo Doug Usher, quien estuvo a cargo de esta encuesta para Purple Strategies, con sede en Washington. “La capacidad de Trump para convertir estados indecisos e importantes, como Iowa y Ohio, podría hacer la diferencia entre ganar y perder”.
En una medición entre cuatro candidatos, Clinton tiene el apoyo del 41% de los posibles votantes que no han asistido a la universidad, seguido de Trump con el 39%, el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson, con el 6%, y la candidata por el Partido Verde Jill Stein con un 3%.
Usher dijo que no está seguro de si la proporción de los votantes minoritarios dentro del segmento de menor nivel educativo seguirá en aumento como lo ha hecho durante el último par de elecciones para presidente, en donde el primer presidente negro fue elegido y vuelto a elegir. “Con Obama fuera de las urnas, podría cambiar la composición, ayudando a Trump y perjudicando a Clinton”, dijo Usher.
La encuesta se llevó a cabo entre el 1° y el 6 de setiembre, empleando un panel online representativo a nivel nacional de 603 encuestados. Tiene un margen de error de más o menos 4 puntos porcentuales para los resultados de primera línea y un mayor margen de error para los subgrupos.
Usher dijo que los encuestadores todavía tienen camino por recorrer en lo que respecta a las encuestas online, y que el segmento de menor nivel educativo del electorado tiende a ser menos activo con esta modalidad.
“Hemos prestado mucha atención a los datos demográficos conocidos —edad, raza y género, para asegurarnos de que la muestra estuviera equilibrada en cuanto a los parámetros conocidos”, dijo.
“Si bien es posible que la metodología pudiera excluir a los partidarios de Trump, no tenemos razón alguna para creer que eso no suceda igualmente con los partidarios de Clinton”.


Ver comentarios