Logo La República

Lunes, 21 de junio de 2021



NACIONALES


Carlos Alvarado no debe endeudar más a Costa Rica antes de dejar el cargo, según candidatos

Tren eléctrico de $1.550 millones sin respaldo de aspirantes presidenciales

Meta del gobierno es concesionar proyecto antes de mayo del 2022

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 10 junio, 2021

El borrador del cartel de licitación que dio a conocer el gobierno, propone construir las cinco líneas que tendría el sistema ferroviario eléctrico en tres etapas y no de manera integral. Archivo/La República.
El borrador del cartel de licitación que dio a conocer el gobierno, propone construir las cinco líneas que tendría el sistema ferroviario eléctrico en tres etapas y no de manera integral. Archivo/La República.


El tren eléctrico de $1.550 millones que pretende el gobierno de Carlos Alvarado podría descarrilarse en plena campaña política.

Lea más: José María Figueres: “Antes que el tren eléctrico, Costa Rica tiene otras prioridades”

Y es que ninguno de los aspirantes presidenciales consultados por LA REPÚBLICA apoyan el proyecto de movilidad urbana que pretende dejar concesionado esta administración.

La única excepción sería Carolina Hidalgo del PAC, mientras que su compañero y rival en la contienda interna Welmer Ramos, opina que debe buscarse una solución más barata, ya que Costa Rica está altamente endeudada.

Mientras tanto, José María Figueres, candidato de Liberación Nacional, Fabricio Alvarado, aspirante por Nueva República y Pedro Muñoz, precandidato de la Unidad, lo ven como “un capricho”, “un proyecto lleno de lagunas” o una “iniciativa que no es prioridad”.

La gran preocupación de los aspirantes está relacionada con el nivel de deuda pública del país, a la cual, el gobierno PAC quiere meterle más presión con este tren.

Lea más: Tren eléctrico debe replantearse para hacerlo bancable, según experto

“Es un capricho sin duda. Yo no lo frenaría, yo no lo haría del todo. Es como que alguien que está endeudado y no puede más, vaya a una feria de autos eléctricos y se antoje y compre el más lujoso que encuentre. Hay otras prioridades en Costa Rica, para que estemos hablando de endeudarnos más”, dijo Muñoz.

A inicios de junio, el gobierno dio a conocer el borrador de un cartel de licitación para construir las cinco líneas que tendría el sistema ferroviario eléctrico en tres etapas y no de manera integral como se había previsto inicialmente, debido al impacto de la crisis fiscal y sanitaria que enfrenta el país.

De esta manera se reduciría la presión por el financiamiento inicial de $1.550 millones a $475 millones.

Por otra parte, el tren eléctrico se impulsaría por concesión y la idea del gobierno es dejar licitado.

“Es indignante, que a pesar de las necesidades que tiene este país, ellos sigan insistiendo en un proyecto que está lleno de dudas y lagunas, pues además es un plan que no resuelve y que no es prioridad en estos momentos”, dijo Fabricio Alvarado, candidato de Nueva República.

La obra de infraestructura no contempla nuevos estudios de demanda tras la emergencia sanitaria de la Covid-19.

“Uno no lo puede hacer todo al mismo tiempo, en estos momentos hay algunos proyectos que conviene poner en espera y otros proyectos que en definitiva no deberían de ir”, dijo Figueres.


Lluvia de críticas


El proyecto del tren no cuenta con el respaldo de algunos de los principales aspirantes presidenciales.
En el caso de los precandidatos del PAC, solo Carolina Hidalgo lo respalda, mientras que Welmer Ramos aboga por una opción más barata.

Fabricio Alvarado

Candidato
Nueva República


Al pueblo le ha causado indignación esa sospechosa insistencia de parte del gobierno, que a pesar de las necesidades que tiene este país, siga insistiendo en un proyecto que está lleno de dudas y lagunas, pues además es un plan que no resuelve y que no es prioridad en estos momentos.
Recordemos que el teletrabajo es una herramienta que se puede utilizar para disminuir el congestionamiento vial. Del tren tenemos que seguir hablando, pero no este tren que ha planteado este gobierno que resultaría carísimo y que no tiene estudios.

Carolina Hidalgo

Precandidata
PAC


Las malas decisiones, la visión cortoplacista y la tendencia a beneficiar a grupos particulares ya le han hecho demasiado daño a Costa Rica en el pasado y nos impidió avanzar.
No dejemos que nos roben de nuevo las oportunidades. Es el momento del tren.

Pedro Muñoz

Precandidato
Unidad


Es un capricho sin duda.
Yo no lo frenaría, yo no lo haría del todo.
Es como que alguien que está endeudado y no puede más, vaya a una feria de autos eléctricos y se antoje y compre el más lujoso que encuentre.
El tren que se construya tiene que ir en línea a la producción del país, pero en este momento, hay otras prioridades. Es un capricho enorme.

José María Figueres

Candidato
Liberación


En la vida existen prioridades. Uno no lo puede hacer todo al mismo tiempo, en estos momentos hay algunos proyectos que conviene poner en espera y otros proyectos que en definitiva no deberían de ir.
El tren eléctrico es un proyecto que debe esperar. En estas condiciones económicas en las que está el país, endeudarse con otros $1.500 millones y además tener que subsidiar a ese tren eléctrico durante toda su vida, como es el caso en otros países, es algo para lo cual no estamos preparado.

Welmer Ramos

Precandidato
PAC


El tren tenemos que verlo desde el punto de vista de calidad de vida de las personas, cuánto ahorramos en tiempo y cuánto logramos descontaminar entre otros beneficios.
Ahora bien, sobre el proyecto actual, no estoy de acuerdo con ir en un 100% con él, hay que hacerle modificaciones para que el costo baje sustancialmente. Hay evidencias de que se pueden hacer ajustes para bajar costos, aprovechando al máximo la infraestructura.


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.