Trasplantes de órganos bajo nuevas reglas
Enviar

Centros médicos públicos y privados deberán ajustar unidades

Trasplantes de órganos bajo nuevas reglas

Reglamento saldrá a consulta pública el próximo año

Si un centro médico público o privado ofrece el servicio de trasplante de órganos deberá cumplir con determinados requisitos, dado que a partir del próximo año cambiarán las condiciones.

201411252251350.n66.jpg
La modificación implicará mayor seguridad para el paciente debido a que actualmente las reglas que rigen son generales para cualquier tipo de trasplante.
Para tener el permiso del Ministerio de Salud, los establecimientos deberán comprobar que cuentan con los insumos necesarios.
Entre otros aspectos, se van a requerir quirófanos especiales, salas de aislamiento, equipos especializados y un grupo de médicos responsables de cada área.
En ese sentido, la norma ya no regirá por igual para una clínica que hace trasplantes hepáticos, que oculares.
“No podemos entrar en manuales, guías clínicas o protocolos, pero sí establecer aspectos para cada proceso. Cada establecimiento tendrá un permiso específico”, dijo César Gamboa, de la Secretaria Técnica de Ministerio de Salud.
Lo anterior implica que la autorización de los establecimientos de salud podrá ser revocada o suspendida como consecuencia de una inspección.
El reglamento establecerá responsabilidades para el personal que participe de la cirugía, desde el especialista que trate al paciente hasta el director médico.
Cabe destacar que la nueva Ley de Trasplante de Órganos establece una pena de 16 años de cárcel para el tráfico de los mismos.
En este momento, una persona no puede recibir el órgano de cualquier otra, primero debe demostrar una relación o consanguinidad.
De hecho, como parte de los procesos, se han rechazado solicitudes cuando no se pudo establecer un vínculo.
“Para eso hay un Comité de Bioética, el tema es que no se sabe si la persona pudo pagar o no por el órgano”, recalcó Gamboa.
Por otra parte, una de las restricciones para los profesionales es que no podrán participan en el acto quirúrgico quienes están inmersos en el proceso de donación.
Otro de los aspectos que abarca el reglamento es la posibilidad para la importación y la exportación de córneas para trasplante y de material biomédico.
La prohibición para la comercialización de órganos también se específica en la nueva norma para evitar interpretaciones generales. Esta abarca tanto a personas con vida, como la obtención por medios ilegales de partes de cadáveres.
Las nuevas reglas entrarían a regir en 2015, luego de que el reglamento salga a consulta pública para observaciones.

María Siu Lanzas
[email protected]

Ver comentarios