Tras el día de calma, vuelve la montaña
Andrey Amador sigue trabajando para llevar a la “maglia rosa” a Alejandro Valverde. LUK BENIES – AFP/La República
Enviar

201605252014400.rec-26.gif
Un poco de tregua tuvo el Giro de Italia antes de volver hoy a la montaña, y de ella se aprovechó el ciclista alemán Roger Kluge, quien ganó en el esprint.
Respiró también un poco el líder Steven Kruijswijk para conservar la “maglia rosa”’ y su ventaja en la tabla general.
“Ha sido una etapa larga, en la que he tratado de disfrutar porque sabía que era la última carrera fácil antes de las de montaña que están a punto de llegar", dijo en meta el holandés.
Con el primer grupo también ingresó el tico Andrey Amador, para mantenerse en el octavo lugar en la general.
Ya le tocará desde hoy ayudar más a su capo Alejandro Valverde, quien está tercero, en busca de vestirse con la “maglia rosa”.
“Queda el podio y aspiro a lo máximo hasta el domingo” comentó el español.
El pelotón se movió pensando en hoy, una maratón de 240 kilómetros en Pinerolo, con un cierre bastante complicado.
El principal interesado en atacar es el italiano Vincenzo Nibali, retrasado en la clasificación tras dos malas etapas en las que quedó a más de cuatro minutos del líder.
Todavía el italiano no entiende lo que le sucedió el domingo en la contrarreloj y el martes en el ascenso cuando se quedó sin fuerzas para luchar.
“No voy a poner excusas. Mi condición actual es esta, aunque yo no lo entiendo por qué parece que estoy bien. Incluso cuando mi fisioterapeuta me da el masaje me dice que las piernas están en su lugar. Pero no me rindo. A Turín llego, no puedo renunciar”, advirtió.


Ver comentarios