Enviar
Todo para el Morera
La Liga se reservó y Herediano no encontró soluciones

Muchas veces ha sucedido y ayer no fue la excepción. Miles de palabras en los medios de comunicación, barras motivadas, mucha expectación, pronósticos, chota, etcétera, y al final el partido simplemente pasa a la historia y todo queda para definirse la próxima semana.
Alajuelense jugó ayer a no perder y Herediano no supo cómo ganar, por lo que el resultado a cero goles solo dejó plata en las arcas florenses y mucha expectación entre las dos aficiones, de cara a un juego que sí tendrá que ser de verdad, porque tendrá que ser una historia con desarrollo y final, y no solo con introducción, como el de ayer.
La Liga jugó un mejor primer tiempo; con Pablo Gabas adelantado y Leandrinho incomodando a la zaga florense, mientras Alpízar merodeaba el área.
Herediano no se encontró en su media cancha, nunca tuvo con quién dialogar; Diego Madrigal en competencia de velocidad con Allen Guevara y Esteban Ramírez ahogado por Juan Gabriel Guzmán.
Un remate de Meneses que soltó Moreira y que “Lula” Montero desvió luego cuando Gabas anotaba fue la principal acción rojinegra, en la primera parte, mientras que los florenses sorprendieron dos veces a la zaga manuda, una con Froylán y otra con Madrigal, quienes penetraron el área manuda, ambos con ventaja, pero no pudieron o supieron definir.
La complementaria fue rojiamarilla. La posesión del balón fue herediana, pero sin claridad ofensiva. Acciones de bola muerta bastantes, principalmente saques de esquina pero sin libreto, ninguna sorpresa, nada preparado.
La Liga se reservó. Oscar Ramírez sigue cauteloso; primera orden, no perder; segunda, si es posible ganar, pero sin arriesgar. Jugó un rato con un delantero tras sacar a Leandrinho y luego metió dos velocistas, Ureña y Argenis, para tratar de sacar provecho a la desesperación del Herediano, en los últimos minutos.
Orlando de León no pudo resolver el acertijo y murió como empezó; pelotazos al frente tratando de aprovechar la potencia de Froylán o la picardía del Mambo.
La Liga interrumpió mucho el juego, robándole segundos al partido y el Herediano no tuvo argumentos, sin embargo queda la impresión de que este Herediano, en el Morera Soto, podría encontrar en el ingenio de algunos de sus jugadores; Froylán, Mambo, Madrigal o Sánchez las soluciones que ayer no se le dieron.
Para la Liga dicen que el empate fue bueno. No obstante, habrá que ver si los manudos le imprimen ritmo de campeón al próximo juego, porque si siguen abusando de cautela, se les puede quemar el pan en el horno. Señores, olvidemos el partido de ayer, porque ahora solo lo del próximo domingo vale.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios