Enviar
Tire firme
La posibilidad de fallar es más alta cuando se potea a morir

Dinia Vargas
[email protected]

Luego de alcanzar el green, el golfista debe prepararse para realizar su putt con el objetivo principal de que la pelota termine en el destino deseado, el hoyo. Sin embargo, en ese momento que se prepara para dar el golpe surge la duda de qué es lo más conveniente, ¿potear firme o potear a morir?
Para los golfistas profesionales Randoll Víquez y Mauricio Zamora, lo ideal es potear firme si quiere terminar con la bola en el hoyo y evitar al máximo la segunda opción porque las posibilidades de fallar son mucho mayores.
“Depende de lo que el jugador busque, pero si realmente quiere meter la pelota tiene que pegarle firme. Las posibilidades de fallar cuando se tira a morir son mayores porque la bola va a llegar sin fuerza, entonces está más propensa a que la mueva el viento o se pierda la línea”, afirmó Víquez.
Con esta afirmación también coincidió Zamora, del Cariari Country Club, “se debe golpear la nuca al hoyo. Aquí se juega a llegar y casi todos los putts se quedan cortos, es un mal hábito que tiene el golfista”.
De acuerdo con Zamora un claro ejemplo es el caso de los profesionales de la PGA Tour, “ellos siempre juegan a pasar el hoyo, lo que hace que la bola o caiga en el agujero o se pasan por muy poco. Siempre son agresivos”, dijo.
Las razones por las que un jugador prefiere potear a morir son muchas: falta de seguridad, conformismo y miedo, entre otras.
“De la seguridad que tenga el golfista cuando pega la bola, dependerá el resultado que logre”, aseguró Víquez.
Si un jugador se acostumbra a potear a morir tendrá muchos problemas en conseguir resultados positivos, pues normalmente termina con un triputt o hasta más.
“El golf es de repeticiones y si el jugador constantemente le pega suave, será muy complicado cambiar. Además se va a quedar corto si el putt está de subida o contrapelo”, mencionó Víquez.
Ese es otro punto que debe tenerse en cuenta a la hora de realizar el putt, las circunstancias o condiciones del campo. “Si el green es lento o rápido y también si está pegando viento y hacia qué lado”, explicó Zamora.
Si desea jugar bien, recuerde que el juego corto será fundamental, así que si normalmente un golfista juega a morir, es hora de que comience a cambiar su juego, porque si no más de una bola morirá antes de llegar al hoyo.
Ver comentarios