Tigres doman a los Mulos
Enviar
Tigres doman a los Mulos
En las series divisionales solo los Cerveceros alzaron vuelo
Los Cerveceros de Milwaukee volvieron a ganar ayer a los Cascabeles de Arizona, esta vez 9 a 4, ganaron el primer juego 4-1 y tomaron ventaja de 2-0 en la serie divisional que busca el pasaporte a la disputa del título de Liga.
El inicio de la postemporada la ha manejado Milwaukee sin ninguna preocupación, detalle que no se ha visto en las otras series, todas empatadas uno a uno. En la Liga Nacional en el juego uno, los Filis vinieron de atrás y apalearon a los Cardenales de San Luis 11 a 6, pero ayer las cosas fueron al revés y los pájaros rojos le entraron a palos al estelar zurdo Clif Lee que perdió una ventaja de 4-0 y ganó San Luis 5-4.

También los Vigilantes de Texas le empataron la serie a Tampa Bay; cayeron en el juego inicial apaleados 9 a 0, pero ganaron el segundo 8 a 6.
Pero ayer, el dramatismo fue en el Yankee Stadium.
Llovía torrencialmente; cierre del noveno episodio.
Los Tigres ganaban 5-1 y en la lomita estaba su as cerrador, José Valverde, con una escalofriante marca de 49 juegos salvados en 49 oportunidades.
Pero, los Bombarderos querían mandar metralla y estuvieron a punto de montar una remolcada histórica en juegos de pretemporada; el carismático Nick Swisher la sacó del parque y siguió el veterano Jorge Posada con un triple; Russel Martin se embasó por base por bolas; 5-2 el juego, hombre en primera y tercera sin outs. Andruw Jones conecta fly de sacrificio y anota Posada (5-3) y viene el mimado Derek Jeter.
José Valverde lo poncha, un out decisivo, pero sigue el drama cuando Curtis Granderson recibe la base por bolas y entra a la caja de bateo, nada más y nada menos que Robinson Canó, el hombre deel Grand Slam en el primer juego de la serie. Otro jonrón y ganan los Mulos.
Pero, sale lo mejor de Valverde que obliga a Canó a una rola por segunda y se termina el juego.
Así, el taponero estelar dominicano reivindicó su condición del mejor de las Grandes Ligas y consiguió apagar el fuego para que los Tigres de Detroit ganaran por 5-3 a los Yanquis, en el segundo partido de la serie de división de la Liga Americana.
La victoria permitió a los Tigres empatar a 1-1 la serie al mejor de cinco y el tercer juego se disputara en el Comerica Park, de Detroit, hoy lunes, con los abridores Justin Verlander y C.C.Sabathia.
El abridor Max Scherzer (1-0) lanzó seis entradas con sólo dos imparables permitidos sin carreras, dio cuatro bases por bolas y abanicó a cinco bateadores después de realizar 104 lanzamientos y 61 fueron a la zona del "strike".
El bateo oportuno de los Tigres lo puso el primera base venezolano Miguel Cabrera que pegó jonrón de dos carreras contra su compatriota, el abridor Freddy García en el episodio inicial del partido.
El triunfo es importantísimo para los “felinos”, a los que se les complicó el escenario cuando se suspendió por lluvia el juego inaugural en el que lanzaba su estrella Verlander. Se suponía que con el seguro Cy Young de la temporada, con 24 victorias, las últimas 14 seguidas, los Tigres llevaban ventaja ante los Yanquis en los juegos uno y cuatro, donde lanzaría Justin, pero la lluvia se encargó de otra cosa.
Sin enfrentar al as de la rotación de los Tigres, los Bombarderos pierden un juego en casa y ahora viajan a Detroit, donde le tocará a C.C.Sabathia probar también porque es el lanzador estrella de los Mulos. La serie está 1-1 y es de difícil pronóstico.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE





Ver comentarios