Enviar
Ticos dominaron la infantil
Centroamericano tuvo a golfistas nacionales en lo más alto

Dinia Vargas
[email protected]

Con sendas victorias por equipos en las categorías Infantil y Pre-Infantil B, más dos títulos individuales obtenidos por los primos Valdivieso, Alfredo y Fernando, la Selección Nacional de golf cerró su participación en el Centroamericano Interclubes Infantil-Juvenil.
A pesar de la excelente participación en estas categorías, otras no estuvieron en su mejor nivel y esto significó que la Copa de Naciones (reconocimiento se entrega a la mejor selección, con base en un sistema de puntuación que valora las posiciones de todos los jugadores en todas las categoría) quedara en manos del combinado de Guatemala.
El mal sabor de boca en este aspecto quedó para los costarricenses ya que a pesar de ser sede, el gran trofeo no quedó en casa y vuelve por segundo año consecutivo a tierras chapinas.
“Se hizo el mejor esfuerzo en todas la líneas. Nos queda la sensación de que se pudo haber hecho más porque estábamos en casa, pero fue un torneo muy duro y la tarea no fue nada fácil”, aseguró Roberto López, capitán del equipo, en la sede del Country Club.
No obstante, el torneo sirvió para mostrar el gran desempeño de algunas figuras que comienzan a sobresalir en el ámbito nacional, entre las que resalta el caso de Fernando y Alfredo Valdivieso.
Fernando, de diez años, se encargó no solo de llevarse el primer lugar de su categoría la Pre-Infantil B por segundo año consecutivo, sino que también, al ser el mayor del equipo supo dirigir a sus compañeros Joonil Kim y Sebastián Cordero para cerrar con broche de oro ganando el grupal.
“El año pasado gané allá (en Nicaragua) y pensé que iba a ser más fácil ganar aquí. Estoy muy contento, es un resultado muy bueno”, dijo el bicampeón, que cumplirá 11 años el próximo 6 de febrero y el año entrante ascenderá de categoría.
En esta división Costa Rica sumó 519 golpes en las tres rondas de juego para una comodísima ventaja de 30 puntos sobre Guatemala. Panamá fue tercera con 555.
En el caso de Alfredo, de 12 años, en un dramático cierre al vencer en desempate al guatemalteco Rodrigo Sáenz, le dio el gane en la categoría Pre-Infantil B.
“Sentí mucha presión, pero también muy feliz al meter el putt para birdie. He progresado mucho en el golf y creo que este es mi triunfo más importante”, dijo el campeón.
Su alegría pudo haber sido mayor si junto a sus compañeros Andreas Probst y Fabrizio Musmanni, Costa Rica también hubiese ganado la Pre-Infantil A por equipos. En esa competición Guatemala logró 506 golpes y ganó por el margen mínimo, ya que los costarricenses fueron segundos con un golpe más.
Otro de los triunfos importantes que tuvo Costa Rica en este torneo fue el del equipo Infantil (13-14), donde Alberto Hernández, José Méndez, Nicolás Tobón y Roberto Barrantes supieron responder a las expectativas que se tenían de ellos.
Su total grupal para las tres rondas del torneo fue de 715 golpes para vencer y les significó una cómoda ventaja de 30 golpes sobre Guatemala, equipo que sumó 745 y le arrebató el segundo lugar a Panamá, que terminó con 748.
La faena de los nacionales de 13 a 14 años se quedó corta, ya que los mejores jugadores del equipo se vieron sorprendidos por el juego tan parejo de Marcos Cabarcos. El panameño sobresalió a lo largo de la competencia y con seis golpes menos impidió que Hernández obtuviera el bicampeonato.
Con un panorama más gris terminó el torneo para la selección juvenil, que ni siquiera tuvo posibilidad de luchar por la cima ante un equipo de Guatemala espectacular, que siempre marcó la pauta.
Un total de 905 golpes en cuatro rondas, los llevó de nuevo al triunfo por segundo año con una diferencia abismal; esta vez los ticos se quedaron en 952 impactos.
En el tramo individual la sobresaliente actuación del guatemalteco Andrés Rodas, cuyos scores oscilaron entre 70 y 74, le llevaron al podio, sacando 19 golpes sobre su compañero Sebastián Bayorna.
Ver comentarios