Enviar
"The other guys", una comedia para niños grandes

La comedia absurda más disparatada tiene un hueco importante en el cine y algunos títulos memorables, pero “The other guys”, aun con algunos golpes de humor muy buenos, se queda en un producto para adolescentes y para niños grandes sin complejos.
Will Ferrell y Mark Walhberg forman una descompensada pareja de policías a cual más de tonto, esos “otros tipos” que dan título a una historia que sirve como excusa para hilar los “gags”, algunos de ellos realmente divertidos, al más puro estilo “Airplane!”.
Pero no todos son del mismo nivel y además Adam McKay, el director —salido de esa factoría televisiva llamada “Saturday night live”—, se empeña en contar una historia enlazada por las bromas, lo que lastra enormemente el ritmo narrativo, que en este tipo de películas es fundamental que sea excesivo y acelerado.
Una irregularidad que impide disfrutar de los buenos momentos que contiene la película, tanto por parte de la pareja protagonista como de otros dos actores que desaparecen a poco de comenzar la historia, los interpretados por Samuel L. Jackson y Dwayne Johnson.
Y que no son los únicos nombres populares que colaboran en esta locura colectiva. La explosiva Eva Mendes interpreta a la mujer de Ferrell en un pequeño papel que utiliza su físico y poco de su capacidad interpretativa, que ha demostrado en varias ocasiones al margen de su estereotipo como belleza latina.
Michael Keaton, como un patético y divertido capitán de policía; Steve Coogan, el malo de la historia, y Brooke Shields, como ella misma, son otros de los nombres que se pasean por la película.
Algo habitual en este tipo de filmes, en los que la multiplicación de personajes, de acciones y de escenarios es uno de sus rasgos principales.
Aunque lo más importante es que la comicidad no se pierda en ningún momento y ese es el problema más evidente de esta película, sus altibajos.

Madrid/EFE
Ver comentarios