Enviar
Atentados cobró la vida de 78 personas y unas 200 resultaron heridas
Terrorismo ataca sitios turísticos en India

• Un grupo autodenominado "Deccan Muyaidín" reivindicó los ataques, que se han registrado en al menos doce puntos de Bombay.

Nueva Delhi
(EFE)

Los ataques terroristas sacudieron ayer varios puntos turísticos de la ciudad de Bombay, el centro financiero de la India.
Los atentados cobraron la vida de al menos 78 personas mientras que 200 resultaron heridas.
Un grupo de comandos del Ejército indio entró en los dos hoteles de lujo de Bombay -el Taj Mahal y el Oberoi- en manos de varios agresores armados para rescatar a decenas de rehenes.
Hasta el momento, las fuerzas de seguridad han detenido a nueve terroristas y han matado a otros dos en distintos enfrentamientos registrados durante los ataques en la ciudad.
Un grupo islamista que se autodenominó "Deccan Muyaidín" reivindicó los ataques, que se han registrado en al menos doce puntos de Bombay.
El grupo no es conocido en la India, pero en algunos de los atentados perpetrados este año varios grupos han usado la palabra "muyaidín" para mostrar que operan bajo el paraguas de "Indian Muyaidín", y que el Gobierno acusa de estar detrás de los ataques terroristas que han sacudido al país durante los últimos años
Armados con un Ak-47 y un rifle, dos atacantes vestidos con vaqueros y camisetas entraron en el "lobby" del lujoso hotel Taj Mahal y comenzaron a tomar como rehenes a personas con pasaportes británicos o estadounidenses, según declaró un testigo a la cadena de televisión NDTV.
Los terroristas se llevaron consigo al techo del hotel a quince personas, la mitad de ellos extranjeros, según aseguró a NDTV el empresario Rakesh Patel, quien escapó de los agresores, ambos de unos 20 años.
"Los dos jóvenes vinieron al restaurante y nos obligaron a subir las escaleras. Llegamos a la planta 18, donde escapamos", dijo Patel.
Las televisiones mostraron imágenes de la cúpula del hotel en llamas.
Durante el ataque contra el hotel Taj Mahal ha muerto el jefe de la brigada antiterrorista de Bombay, Hemant Karkare, mientras que otros dos policías han fallecido en otros enfrentamientos registrados en distintos puntos de la ciudad.
El ministro del Interior, Shivraj Patil, anunció horas después el envío de 65 comandos del Ejército de tierra y 200 comandos hacia Bombay.
En el Oberoi, hotel donde tenía previsto alojarse la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se hallan aún tres españoles que formaban parte de la misión comercial madrileña.
Los terroristas también han tiroteado a la multitud y lanzado granadas en una estación de ferrocarriles y han atacado bares y restaurantes.
Tanto la Policía como testigos aseguraron que los tiroteos aún continúan.
El atentado ha conmocionado al resto del mundo, quienes expresaron su apoyo al gobierno y al pueblo de ese país.
El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy enérgicamente los atentados en la India y dijo que constituyen una nueva prueba de la grave amenaza del terrorismo.
El presidente electo que asumirá el 20 de enero, piensa que Estados Unidos "debe continuar fortaleciendo su alianza con la India y con los demás países del mundo para erradicar y destruir las redes terroristas.
Autoridades colombianas también lamentaron los hechos ocurridos y se solidarizó con ya que al igual que este país también han sufrido los efectos del terrorismo.
"El Gobierno brasileño recibió con un profundo pesar la noticia de los hechos, ocurridos hoy, 26 de noviembre, de unos atentados terroristas en la ciudad india de Bombay, en los que decenas de personas murieron", expresó el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.
En el mismo, Brasil expresó su deseo de "transmitir las sentidas condolencias a los familiares de las víctimas y al Gobierno indio", a la vez que condenó "vehemente a todas las formas de terrorismo".
Ver comentarios