Teñido de verdeamarela
El brasileño Saulo salió alzado en hombros por sus compatriotas.Cortesía de Fabián Sánchez/La República
Enviar

Teñido de verdeamarela

Ticos dieron dura batalla, pero no fue suficiente, aunque el evento junior sí quedó en casa

Santa Teresa. El telón cayó en Santa Teresa, que poco a poco vuelve a la normalidad, después de vivir cuatro días intensos como sede del Latinoamericano de Surf.

201304212253480.a99.jpg
El brasileño Alan Saulo fue el indiscutible número uno del Reef Classic; en su camino dio cuenta del líder del ALAS, el argentino Martín Passeri, y de la mayor parte de los ticos que eran favoritos para ganar el torneo, Noe Mar McGonagle, en cuarta ronda, y luego Anthony Segura, Anthony Fillingim y Jason Torres en la final.
Todas fueron series peleadas, contra Fillingim se definió con angustia y hasta polémica, en la última ola, igual ante Passeri y en la final contra Jason el brasileño se cansó haciendo aéreos y Torres esperando su ola.
“Lo bueno es que la gente haya disfrutado del show, todos mis heats fueron duros, en cada maniobra arriesgué”, y el premio fue la victoria.
Reconoció que la semifinal ante Fillingim “fue muy apurada para mí” y “cuando me llegó la última oportunidad la aproveché”.
El brasileño se mostró humilde en la victoria y señaló que la clave de la final fue que tuvo la suerte de que Torres perdió la prioridad de una ola importante “y pude acercármele y agarrar la última buena ola que venía”.
Consideró que la victoria más revelante fue con Passeri, ya que igual se definió al final y él ya lo había sacado en octavos en Montañita, Ecuador, pero esta vez lo logró vencer.
Por su parte Torres dijo que la final la decidieron las olas y reconoció que esperó mucho la que le diera el puntaje que necesitaba.
“Quería tirarlo todo, pero tal vez hubiera agarrado una ola y conectarla con un aéreo, pero me quedé esperando”.
Quién sacó la cara por Costa Rica fue Noe Mar McGonagle, en la categoría Junior, imponiéndose en la final ante Fillingim y los brasileños Luan Wood y Yrvin Ravi Santos.
En el caso de nuestras surfas, Lisbeth Vindas se quedó en las primeras, mientras que Nataly Bernold y Leilani McGonagle llegaron a la final, pero no pudieron con la peruana Valeria Solé.
“Se hizo lo que se pudo, las olas estaban difíciles, luché hasta el final y la ola que esperé nunca llegó”, expresó Bernold, actual campeona nacional.
Por su parte, Solé expresó que “cuando se lucha por algo y se obtiene, más que los puntos es la satisfacción y este fue el caso”.
Para Antonio Sotillo, presidente del ALAS, el que el cuadro de premios esté “mayoritariamente gobernado por costarricenses es muy importante y denota progreso en el surf local”.
Entre los avances destacó que este año fue el primero que lograron transmitir en vivo el tour en Costa Rica y aseguró que unas 50 mil personas habrían seguido la competencia por la web.
Por último destacó que el tour ha sido el puente y el “high school” para muchos surfos de la región que ahora se encuentran en el nivel mundial.

Luis Rojas
[email protected]



Ver comentarios