Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Teléfonos públicos desaparecen aceleradamente

Johnny Castro [email protected] | Lunes 25 abril, 2016

De mantenerse la tendencia actual, en 2020 quedarían entre 800 y 1.260 teléfonos públicos, según un cálculo realizado por este medio. Esteban Monge/La República


Los teléfonos públicos han comenzado a desaparecer aceleradamente en los últimos ocho años, al pasar de 20 mil a unas 5 mil unidades en todo el territorio nacional.
El declive comenzó en 2008, con la apertura del mercado de las telecomunicaciones, pero se aceleró después de 2012, con la llegada de los operadores móviles Movistar, Claro y los virtuales Tuyo Móvil y Fullmóvil.
Hoy en día existen unas 7 millones de líneas celulares activas entre los clientes de Kolbi, Movistar, Claro, Tuyomóvil y Fullmóvil, para una penetración del 158%.
“La telefonía pública, desde tiempo atrás ha dejado de ser un negocio rentable, sin embargo, el ICE seguirá manteniendo este servicio, ya que muchas personas aún no gozan de otras tecnologías en materia de telefonía”, dijo German Sánchez, jefe división Gestión Red y Mantenimiento de Telecomunicaciones en el ICE.
Los teléfonos públicos —que son propiedad y responsabilidad del ICE— se encuentran instalados en la vía pública, los centros de salud, escuelas y colegios, centros penales e instituciones públicas y tienen un costo aproximado de ¢32 mil mensuales por concepto de operación y mantenimiento.
Los teléfonos que hoy existen son los mismos que utilizaban monedas, solo que se les hicieron ciertas modificaciones para que solamente funcionaran con tarjetas telefónicas.
Las unidades que son destruidas o han sido estropeadas por causa del vandalismo se les valora para repararlas, si existen las partes necesarias en los centros de acopio, para ponerlos en funcionamiento nuevamente.
A manera de plan piloto y en convenio con la UNED, en el parque de Alajuelita se instalaron cuatro teléfonos públicos con conexión wifi, para que las personas puedan acceder a Internet de manera gratuita durante las 24 horas del día.

Johnny Castro
[email protected]
Colaboró Javier Adelfang